¿Cesado?

Dicen las lenguas viperinas que el presidente municipal, José Haro (Pepito para los muy cuates), entró en cólera cuando se enteró que el director de Desarrollo Social, César Bonilla, se andaba “brincando las trancas” políticamente hablando, pues se supo que éste fue el orquestador del espectáculo sucedido el jueves a la titular de la Siapasf, Laura Herrera, por parte de la líder de colonias, Socorro Hernández (Coquito para sus cuais). Pues su “corazoncito”, el de César Bonilla ¡eh!, late por una diputación local y parece que “Laura” se le atraviesa en el camino. ¿Será?

 

Serios problemas

De ser verdad este cese, sendos problemas se le avizoran al gobierno comandado por Pepe Haro, pues justo el área de Desarrollo Social es un punto neurálgico de la administración, considerando que es el que encabeza el Consejo de Desarrollo Municipal (Codemun) y participa en varias gestiones a favor de la comunidad. El punto es que parece que el “preciso” no pensó con la cabeza fría y tomó una determinación al calor del enojo por la “posible deslealtad”, sin pensar en las consecuencias de esta decisión.

 

Una realidad

Pero mientras sean peras o sean manzanas, la problemática del agua potable en Fresnillo es una realidad, no han sabido hallarle la cuadratura al círculo y Laura Herrera, titular de este organismo, ha quedado por demás evidenciada por la inoperancia de esta dependencia. Lo que los chismosos dicen es que no ha cumplido con ninguno de los compromisos adquiridos y ello ha provocado el enojo de los ciudadanos que tienen meses sufriendo por falta del vital líquido y ¿qué creen?, que todo esto ha sido bajo la omisión del presidente municipal, José Haro, pues él es quien encabeza el organismo descentralizado y ante toda esta situación “finge demencia”, la gran pregunta es ¿por qué?


Deja un comentario