KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- La diabetes es un padecimiento en el que el azúcar (o glucosa) en la sangre se encuentra en un nivel elevado, ésto se debe a que el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina, una hormona que ayuda a que las células transformen la glucosa (que proviene de los alimentos) en energía. Sin la suficiente insulina, la glucosa se mantiene en la sangre y, con el tiempo, este exceso puede tener complicaciones graves.

Para quien la padece, la diabetes representa un gasto elevado para su bolsillo, ya que no sólo implica el tratamiento que debe de seguirse, sino el cambio de alimentación y complicaciones que la misma enfermedad trae consigo, como ceguera, amputaciones, e incluso daños a distintos organismos como el riñón.

Al año, un paciente de diabetes cuesta al sector público de salud de 10 mil a 12 mil pesos, incluyendo atención, medicamento, nutrición, enfermeras; sin embargo, el costo se duplica cuando el paciente tiene complicaciones y es hospitalizado.

Al paciente le impacta en sus incapacidades laborales, falta de producción, el dejar de ser un consumidor activo, lo que se convierte en una pérdida para la economía de la familia e incluso a nivel nacional.

El tratamiento del paciente cuesta aproximadamente 3 mil pesos mensuales, en caso de necesitar insulina y que ésta sea suministrada por alguna institución de salud, más la alimentación.

Lo que el paciente debe comprar es jeringas una caja con 10 piezas tiene un costo de 45 pesos aproximadamente, tira reactivas con 50 ejemplares, de 500 a 700 pesos; glucómetro, de 500 a 700 pesos; lancetas, 120 pesos, precios que cambian dependiendo la marca que se compre.

Mientras que si la atención y control de la diabetes se realiza en el sector privado, el costo se eleva entre los 5 mil y 6 mil pesos mensuales.

Además, existen complicaciones como la ceguera, ya que los lentes con un poco de graduación van desde los mil a los 3 mil pesos, todo depende del armazón y el daño que se tenga en la vista.

 


Deja un comentario