REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- No son japoneses ni guerreros de carne y hueso, sino robots que simulan ser luchadores de sumo los que pelean a muerte en el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Esto en la onceava edición de la “Guerra de Robots”, cuya sede es la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Tecnologías Avanzadas (Upiita) de la institución.

Hoy, en el arranque de la competencia, el primer duelo fue el de los luchadores de 120 libras. Ahí, “Máquina del dolor 69” quedó eliminado por impuntual.

Luego fue el turno de “7 fuera”, que perdió una llanta y no logró ningún roce para “CPU”, parte de una computadora que debía destrozar.

Más tarde ocurrió el duelo “Trigrín-Tigrán” contra “Minitezca”, en el que ganó el segundo.

Para Osmar Ramos, subdirector general del evento, los duelos son literalmente a muerte, puesto que, según la categoría, los robots pueden sufrir daños severos debido al enfrentamiento físico.

“El robot debe identificar dónde está su oponente y sacarlo de la pista, derribarlo, sacarlo de la competencia”, dijo.

“Hay otros cuya misión es destrozar un CPU de una computadora y tienen una sierra incluida”, agregó.

Sin embargo, no todo son encuentros violentos, pues este año, por primera vez en la historia del torneo, se abrió una categoría para menores de edad, quienes participan con equipos Lego que son capaces de detectar colores y acomodar cubos de acuerdo a su tono.

Los primeros dos días, explicó Ramos, serán de eliminatorias, y en el tercero, el viernes, se disputará la final entre los primeros lugares de cada una de las 14 categorías.

La convocatoria para participar se lanzó hace un año, y se inscribieron 540 robots.

En Upiita se espera la llegada de más de 3 mil 500 espectadores, que para entrar al plantel deberán registrarse previamente en la página de Facebook.

Se tiene prevista la participación de competidores, de entre 6 y 35 años, provenientes de diversas partes del País, así como de campeones de Colombia y Ecuador.

El grito de “3,2,1 ¡Guerra!” se escuchará por tres días de 12:00 a 22:00 horas en el plantel del IPN; la entrada es gratuita.

 


Los comentarios están cerrados.