DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Ante los hechos de violencia que azotan a Zacatecas, el gobernador Alejandro Tello Cristerna llamó a adultos mayores a que ayuden a reducir la inseguridad, con base en “la formación en el hogar, con valores, con principios, con temores también”.

“Debemos regresar a ese Zacatecas que todos exigimos, que todos queremos y que todos, con el favor de Dios, tendremos”, afirmó ante pensionados y jubilados del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac).

En el tradicional desayuno con motivo del Día del Pensionado, el titular del Poder Ejecutivo estatal improvisó un mensaje para invitar a los asistentes a que lo apoyen, a él y a su equipo de trabajo, en las acciones que se implementan para combatir la violencia.

“Preparé un discurso que no utilizaré porque no puedo desaprovechar una oportunidad como ésta, de platicarles muy breve qué ha sido para un servidor un año del gobierno”, explicó.

Tras asegurar que “estamos avanzando”, recalcó que su objetivo es que el suyo sea reconocido como “el más honesto gobierno que haya existido en Zacatecas”. Sin embargo, reconoció que en este momento –que calificó como “sumamente complicado”– la violencia se impone sobre los avances de su administración en otros rubros.

“Se pueden hacer muchas obras de drenaje, de agua, de alumbrado, pero el principal tema que impacta en la ciudadanía es la inseguridad. El tema de la seguridad nos está marcando”, lamentó.

Tello Cristerna garantizó que todas las instituciones involucradas cumplen “haciendo todos los esfuerzos humanamente posibles”. “Estamos haciendo nuestra parte”.

Insistió en que, no obstante que para las autoridades “hay mucho por hacer”, se requiere mayor participación de la ciudadanía y, frente al público de personas de la tercera edad, subrayó la importancia de que este sector se involucre para reducir los índices de violencia.

“Les pido que nos ayuden. Son hombres y mujeres respetables y estoy seguro que sus nietos, que sus hijos, al ser reprimidos, o al ser encausados positivamente, nos pueden ayudar a encontrar un Zacatecas mejor”.

Consideró como una vía favorable retomar la “formación en el hogar, con valores, con principios, con temores también (…) para que eso se expanda en las nuevas generaciones y regresar a ese Zacatecas que todos exigimos, que todos queremos y que todos, con el favor de Dios, tendremos”.

En ese punto, el gobernador interrumpió su discurso para agradecer su apoyo al padre Manuel de Jesús Félix Chacón, representante de la Diócesis de Zacatecas.

Luego aclaró que también se ha dirigido a otros sectores para que “la sociedad se involucre positivamente y encontremos caminos de solución”. “Estoy buscando con las iglesias, más allá de los cultos; con el empresariado; con los partidos políticos, más allá de las visiones”, ejemplificó.

Alejandro Tello recordó que su interés es “ser un gobernador cercano, sencillo y romper el ser inalcanzable”; se definió como “un zacatecano, hijo de un padre zacatecano, jubilado, maestro universitario, y de una madre que como muchas dedicó la vida a sus hijos”.

Además, negó que haya llegado al puesto que ahora ocupa “para beneficiarse, enriquecerse o para hacer negocios”, y se despidió deseando “salud, amor y unidad” en este fin de año.


Los comentarios están cerrados.