MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. La contaminación del río Aguanaval afecta gravemente la salud de pobladores de varias comunidades por donde pasa; la solución sería la construcción de una planta tratadora, pero los gobiernos federal, estatal y municipal no le han dado importancia a este tema, reprocharon los afectados.

Pese a que los habitantes han luchado y buscado alternativas desde hace décadas, las autoridades de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA) aseguraron que los habitantes firmaron un documento para que no se construyera la infraestructura hidráulica.

Las aguas negras desembocan de las comunidades Emancipación, Plenitud, El Salto, Tapias de Santa Cruz, Torreón de los Pastores, Buena Vista de Trujillo, Trujillo, Ábregos y Presa Leobardo Reynoso, entre otras rancherías que quedan en las inmediaciones del río.

Roberto Cervantes García, delegado de la localidad San José de Lourdes, expuso que el problema de la contaminación del Aguanaval debido a las aguas negras es gravísimo.

“La contaminación afecta a los habitantes, porque éstos sufren de granos en la piel, enfermedades en la garganta, diarreas; pero las autoridades nos traen con muchas vueltas”, reprochó.

Aseguró que apenas cumplirá un año en el cargo y cuando entró le dijeron que la construcción de una planta y tratadora iniciaría en mayo, pero luego lo pospusieron un mes, pero “desde ese momento se hicieron tarugos. Vemos que administraciones van y vienen y es la misma situación, nadie nos quiere echar la mano para la construcción de esta planta tratadora que hace mucha falta en esta comunidad”, refirió Cervantes García.

Recordó que hace algunos días él y el presidente de Participación Social acudieron a SAMA para ver qué pasaba con la construcción de la planta tratadora, pero les dijeron que varios pobladores de esa localidad firmaron un documento para evitar la edificación.

“Nos pidieron que llevemos firmas de los pobladores y deben ser más los conformes que los inconformes para iniciar nuevamente el trámite para la construcción de la planta”, expuso.

Añadió que “vemos que ya son obstáculos y que el gobierno no quiere construir esta planta. En ese lugar también nos explicaron que llegaron recursos federales para la construcción de la planta y que los quieren hacer de agua. Hicimos una reunión con todos los habitantes y dicen que ellos nunca firmaron nada, por lo que seguiremos luchando para que las autoridades cumplan con esa promesa”.

Cervantes García refirió que están cansados de acudir constantemente a oficinas gubernamentales y hablar por teléfono con los funcionarios, porque hacen caso omiso.

“Tenemos muchas necesidades; la comunidad va creciendo y se necesitan más servicios y no vamos a rajar, vamos a seguir insistiendo con los gobiernos, porque nosotros creímos en ellos y ahora nos cumplen”, sentenció el delegado.

Asimismo, invitó a los funcionarios a que visiten la comunidad para que se cercioren de que la gente que vive cerca del río no puede salir de sus casas por la tarde, ya que el olor es insoportable.

“Sabemos que el Municipio recibirá del Fondo Minero más de 99 millones de pesos, yo no les digo que nos den todo ese dinero, pero si unos 100 mil pesos para iniciar la obra”, propuso.

Para la construcción de la planta se requiere una inversión de más de 20 millones de pesos, por ello, Cervantes García expuso que “le pedimos al gobernador, Alejandro Tello, que nos ayude, porque la contaminación es muy fuerte y está afectado a familias enteras.


Los comentarios están cerrados.