ALBERTO CHIU
ALBERTO CHIU

En una declaración por demás “curiosa”, ayer el secretario de finanzas, Jorge Miranda Castro, salió ante los medios de comunicación a darle un espaldarazo, felicitar, festinar, reconocer a los diputados de la LXII (62) Legislatura –o por lo menos a los de las bancadas oficialistas y uno que otro colado– por haber aprobado el paquete económico (Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos) para el ejercicio del año próximo. ¿Era necesario?

Por otra parte, el diputado Carlos Peña Badillo también ofreció otra conferencia de prensa, en calidad de presidente de la Comisión Legislativa de Presupuesto y Cuenta Pública, para más o menos lo mismo y al mismo tiempo para descalificar los señalamientos de diputados de oposición, quienes aseguraban que la aprobación del paquete había sido ilegal. Ya estando aprobado… ¿era necesario?

Dice el viejo dicho que “explicación no pedida, acusación manifiesta” y eso de andar justificando lo que ya está hecho de manera incontrovertible, pues me parece que no tiene ningún sentido, pero abre la puerta a, por lo menos, las especulaciones y los chismes y el sospechosismo sobre cómo fue que se aprobó dicho paquete económico. Total, si el estado tendrá unos 30 mil millones de pesos disponibles para su ejercicio, pues ya veremos en los hechos en qué y cómo se gastan, ¿o no?

El hecho es que, desde hace años, el ejercicio del recurso público de que dispone cada año el gobierno del estado para llevar a cabo obras de infraestructura social, acciones de salud o educación, brindar seguridad pública y tantas otras cosas que, se supone, deberían servir para llevar a sus ciudadanos a mejores estadios de desarrollo, en los hechos parece diluirse en la administración de la pobreza y la conducción del gobierno en la inercia de las nóminas obesas y de las malas decisiones.

La terrible falta de desarrollo en la que se encuentran miles de zacatecanos que viven en la pobreza –muchos de ellos en la peor marginación y pobreza extremas– hablan de que ese recurso o no ha sido suficiente para mejorarles la existencia, o peor aún, ni siquiera ha llegado a sus manos o no se ha aplicado en su beneficio.

Para algunos especialistas en estos temas, el desarrollo de la economía de las personas significaría no solamente contar con suficientes fuentes de trabajo bien remuneradas para los habitantes de la entidad, sino al mismo tiempo un medio eficaz de contención contra el ingreso de muchos jóvenes –fuerza laboral– a las filas del desempleo o, en el peor de los casos, a las del crimen.

Significaría, además, la posibilidad de acceso a más y mejores esquemas de salud y educación, así como un medio de acceso a otras actividades recreativas para que, en su conjunto, la población pudiera disfrutar de oportunidades de esparcimiento, al tiempo que mejoran su condición social.

Pero para ello, pues se necesita forzosamente que haya medios para mejorar la economía de la gente, ya sea que esté en el campo o en las ciudades, mediante los apoyos a la producción y puesta en valor de los productos agrícolas o ganaderos, o a través de la correcta atracción de empresas que no sean volátiles, que ofrezcan más y mejores empleos, y que desarrollen también una cultura del trabajo (que no tenemos) entre la población.

Si según el Inegi el año pasado nuestra entidad fue una de las que perdió lugares en cuanto a generación de producto interno bruto, me parece que el gobierno ya debería estar pensando cómo fomentar la economía local más decisiva y contundentemente, fortalecer a las empresas que ya están aquí, proyectar la creación de nuevas unidades de negocio y dejar de estar viéndose el ombligo sobre a quién echarle la culpa de que Zacatecas no crezca y esté sumido en una de las peores crisis de inseguridad, sin que nadie parezca siquiera meter las manos. Dijo el clásico (contemporáneo): “¡Es la economía..!”


Nuestros lectores comentan

  1. José Escobedo Domínguez

    ESTIMADO BETO: SIN ABUNDAR EN LOS NÚMEROS RECIENTEMENTE PUBLICADOS, EN LOS QUE SE MUESTRA A ZACATECAS COMO LA ENTIDAD MÁS POBRE DEL CENTRO-NORTE DEL PAÍS, ES VÁLIDO RECLAMAR AL GOBIERNO SU APATÍA Y FALTA DE EFICACIA PARA HACER ALGO. Y QUE CON ELLO DEMUESTRE QUE CONOCE LA REALIDAD. PERO DON ALEJANDRO SE SIGUE APOYANDO EN SU CONSEJO PARA EL DESARROLLO ECONÓMICO, CONFORMADO POR GENTES QUE EN SU MAYORÍA BUSCAN UNA PISCACHA PARA SUS NEGOCIOS. Y NO HABLO DE JOSÉ BONILLA NI DE MANANDOS, PARA QUE NO SE ENTEREN, QUE SE HAN HECHO DE DINERO (PERO NO RICOS) CON ESA ESTRATEGIA SEXENIO TRAS SEXENIO. Y LO PEOR, ES QUE TAMBIÉN SE METEN EN DECIDIR EN LO POLÍTICO. A DONDE VAMOS A LLEGAR ASÍ?. ESPERO QUE DON ENRIQUE LAVIADA NO LE PAREZCA INCÓMODO UNA VEZ MÁS, ESTOS SENCILLOS COMENTARIOS. LO SALUDO, AL IGUAL QUE A TÍ DON BETO.

    Responder
  2. Diogenes el cinico.- otra vez.

    Don José: Tiene Usted todisima la razón en lo que Don Beto aquí manifiesta, desde que pusieron los cableados subterráneos (Me consta yo vivía en Zacatecas) algunos nos dimos cuenta de la GRAN MAFIA DEL PODER en Zacatecas, ese grupito sigue manejando y manipulando a su antojo todo desde la política, los programas y los recursos del Estado, y la personas que menciona efectivamente se hicieron de recursos gracias precisamente a eso.- en antaño se creo la radiodifusora de Fresnillo la primera F.M. gracias al papa de Fito, ¿Cómo le hizo, lo mismo con el ganado de Canadá importado y paso a ser de su propiedad?, a su vez porque el gobierno casi el 95% de sus cuentas están en el banco del otro personaje, sino vea Usted todas las nominas de gobierno en que banco se pagan, y esto es solamente un pequeñito ejemplo del resto de los demás ya que estos dos son mas bondadosos y honorables, los otros son aves de rapiña muy parecidas a las hienas, por eso pobre Señor Gobernador que llegó con entusiasmo, y todo se le vino abajo, una por ese grupo de poder, (Recuerdo a uno de ellos que una vez me comento “O bien vendido o bien podrido”.- que poca.- dos por tener todos su nuevos colaboradores gente muy joven, pero……ineficaz, inmadura, pésima experiencia en todos los niveles, faltos de carácter, sin liderazgos, sin conocimientos, es triste y doloroso que la misma gente que labora en todas las dependencias se desespera por sus nuevos “jefes” (PUROS DEDADOS), que tienen que enseñarles como si fuera escuelita, algunos ni siquiera saben lo que significa “rubrica” ¡imagínense, hasta donde está su paupérrima educación!, son pena ajena. le felicito por sus comentarios Don José Escobedo y al Gran Periodista Don Enrique L. no puedo menospreciar a Don Beto que seria bueno sea mas critico directo eso necesita Zacatecas, Saludos desde S.L.P.

    Responder

Deja un comentario