KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM

Inician las posadas y de la mano el famoso maratón Guadalupe-Reyes, que conlleva a más consumo de alimentos y alcohol, pero los excesos pueden tener consecuencias graves, sobre todo para la salud.

El aumento de peso, que va de los tres a los cinco kilos, es el principal efecto negativo de esta temporada, debido a que los platillos tradicionales de Navidad y año nuevo son ricos en grasas, aunado el aumento en el consumo de bebidas alcohólicas.

La nutrióloga de los Servicios de Salud de Zacatecas (SSZ), Perla Ortiz Pacheco, especificó que los daños en la salud que en esta temporada se adquieren son provocados por el exceso de ingesta de carbohidratos contenidos en los alimentos y las bebidas que caracterizan la época (ponches, tamales, cerveza, atoles y bebidas embriagantes).

A esto se suma el consumo de cacahuates y dulces en cantidades excesivas, lo que provoca que la acumulación de grasa en el cuerpo se acelere, además por la falta de actividad física por las condiciones climatológicas.

El abuso y la falta de precaución en el consumo de estos alimentos son factores que la ciudadanía no considera, incluso dejan de lado el consumo de agua natural, lo que hace que el organismo no tenga una digestión adecuada.

Por lo anterior, la nutrióloga invitó a la población a consumir alimentos de temporada como naranja, mandarina, agua natural, alimentos asados o al vapor, y en el caso de consumir alimentos fritos o con exceso de manteca, como tamales, hacerlo en menores cantidades.

Ortiz Pacheco especificó que los pacientes con alguna enfermedad crónica deben tener más cuidado, ya que pueden crear un descontrol en su tratamiento y tener una grave recaída en su enfermedad, como en el caso de los diabéticos y las personas con obesidad.

Respecto al consumo de alcohol, la funcionaria resaltó que su consumo aumenta de igual manera, ya que “las personas no se saben medir”. Por ello, sugirió que la cantidad apropiada para no tener algún efecto en la salud, en el caso de los hombres es de dos copas y en las mujeres una.

“Estas son bebidas básicas, es decir, no aportan ningún nutriente. Sólo son calorías. Las bebidas con mayor concentración de alcohol es el vodka y el whisky”, mencionó.

La especialista reiteró la invitación a la ciudadanía para no dejar de disfrutar las fiestas decembrinas, pero sí poner atención en el tipo de alimentación, reducir los carbohidratos y sustituirlos por ensaladas.


Los comentarios están cerrados.