DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Familias enteras abarrotaron los comercios establecidos, semifijos y ambulantes de la capital zacatecana, por la presión de dejar hasta el último las compras de regalos para Navidad y de fin de año.

Plaza Bicentenario y calles aledañas estuvieron tapizadas de marchantes que buscaban el regalo ideal para los niños, el papá o la mamá o “quedar bien en el intercambio”.

Los comercios populares, ya sea de ropa o los famosos “chinos”, se atestaron y no daban abasto, dada la demanda y, sobre todo, debido a que se dejan hasta el último minuto las compras.

Juguetes que van desde los 100 pesos hasta otros más sofisticados de 500 o hasta 850 pesos, de los que usan baterías, fueron los más socorridos, así como ropa y cosméticos, donde se ofertó más para dama que caballero.

Otros tantos optaron por regalar aparatos electrónicos o de tecnología, desde bocinas, memorias USB, audífonos, y los que más se lucieron con celulares inteligentes.

Para María Berrelleza, el presupuesto tuvo que ser reajustado, “pues mi marido sólo me dio 3 mil pesos para regalos y así participar en el intercambio. Dijo que tendríamos de invitados a su familia que son como ocho, más mis tres hijos y por parte mía cuatro parientes”.

Esta ama de casa prácticamente tuvo que “hacer malabares”, pues debía organizar sus tres mil pesos en regalos para 15 personas.

“Sí está difícil, luego tengo que comprar lo de la cena y para eso traigo mi guardadito de mil 200 pesos. A ver qué me invento, la cosa es pasarla bien a gusto”, sentenció.

Por otra parte, cinco niños se acercaron a un puesto de pirotecnia donde se escuchó que traían 250 pesos. “¿Qué nos puede dar por ésto, señor?”. Ante ello, el vendedor les armó una bolsa con “cuetitos” y les dijo que se fueran con cuidado.


Los comentarios están cerrados.