REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Washington DC.- El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se quejó durante una reunión en junio de la cantidad de migrantes que habían recibido visas para ingresar a Estados Unidos en 2017.

Agitando una hoja con cifras y entrando tarde a su propia reunión, Trump irrumpió en la Oficina Oval acompañado de algunos de sus secretarios donde despotricó contra los migrantes, según testimonios de seis funcionarios que asistieron a la reunión citados por el diario The New York Times.

Más de 2 mil 500 eran de Afganistán, lugar al que Trump se refirió como un “refugio terrorista”, mientras que 15 mil personas eran provenientes de Haití.

“Todos tienen SIDA”, dijo Trump.

Otros 40 mil provenían de Nigeria.

“Una vez que vean Estados Unidos nunca volverán a sus ‘cabañas’ en África”, dijo Trump, recordaron dos funcionarios.

En medida que la reunión avanzaba, John F. Kelly, entonces Secretario de Seguridad Nacional, y Rex Tillerson, Secretario de Estado, trataron de intervenir explicando que muchos de los migrantes eran viajeros a corto plazo que realizarían una sola visita.

Sin embargo, el Presidente culpó a sus secretarios de la afluencia de extranjeros y pidió dejar de emitir visas por completo debido a su pésimo trabajo.

Aunque Kelly pidió despejar la sala, miembros del personal afirmaron escuchar a Trump reprender a sus asesores más importantes al interior de la oficina.

Sarah Huckabee Sanders, Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, negó este sábado que el Presidente realizara dichas declaraciones contra los migrantes durante la reunión.

“El general Kelly, el general McMaster, el Secretario Tillerson, el Secretario Nielsen y todos los otros altos funcionarios en la reunión niegan esas escandalosas afirmaciones”, dijo.

“Es triste que The New York Times imprimiera las mentiras de sus ‘fuentes anónimas de todos modos'”, comentó la vocera.


Los comentarios están cerrados.