CLAUDIO MONTES DE OCA/NTRZACATECAS.COM
CLAUDIO MONTES DE OCA/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- El subsecretario del Agua en la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA), Fernando Maldonado Moreno, refirió que concesionar las plantas tratadoras de grandes gastos de operación es la mejor opción para liberar a los organismos operadores y/o municipios de los grandes pagos que deben realizar para dar cumplimiento al saneamiento del agua.

Luego de darse a conocer la intención de concesionar la planta tratadora Poniente de Fresnillo a una empresa de la industria minera, el funcionario estatal explicó que es lo más recomendable.

“Está la intención de concesionar la planta Poniente con alguna empresa minera que, sin ningún problema, ellos lo pueden hacer, están en su derecho, que a veces es lo más conveniente. Depende del organismo y de la situación financiera de ellos y de los costos de las plantas. A veces es conveniente concesionarlas, ellos la pueden vender (el agua) o la utilicen, como es el caso de la minera, y a ellos les conviene en costos agarrar esa agua tratada y pagar todo el tratamiento”, sentenció.

Detalló que mantener una planta tratadora de este tamaño genera gastos por alrededor de 600 mil pesos mensuales, los cuales, muchas veces, el organismo no cuenta con dicho presupuesto.

Maldonado Moreno enfatizó que no se trata de un plan que se tenga con todas las plantas tratadoras de la entidad; sin embargo, resaltó los beneficios económicos que trae concesionarlas.

“El beneficio es económico porque el organismo no desembolsa ese recurso. No necesita desembolsar el pago de la energía eléctrica, el pago de todos los químicos, el pago del personal, el pago del mantenimiento y la operación propia de la planta y se evita ese pago y además está cumpliendo con la Comisión Nacional del Agua, de sanear las aguas, que es su obligación”, insistió.

Explicó que “posterior a que se construye la planta, se entrega al organismo operador o al municipio, dependiendo quién esté encargado del saneamiento en la localidad; posteriormente, ellos son independientes de poder concesionarlas o ponerlas a trabajar”.

Ello, enfatizó, libera al municipio o al organismo operador de pagar mantenimiento, químicos, energía eléctrica, aditivos y personal.

“El querer concesionar las plantas no tiene ningún problema, a veces ayuda mucho a los organismos operadores. Le hicimos una sugerencia de que pudiera dar en comodato para que se trabajara, nada más que están buscando la mejor opción”, sostuvo.

Por último, adelantó que en 2018 se erogarán 32 millones de pesos para la construcción de seis nuevas plantas en comunidades de Fresnillo y Moyahua.


Los comentarios están cerrados.