Ambiciones

Aunque apenas al final del año pasado se tomó fotos muy sonriente y muy juntito a Yeidckol Polenvsky mientras presumían todos que sería el mejor contendiente a la presidencia municipal de Zacatecas por la coalición Morena–PT–PES, Cuauhtémoc Calderón se las hizo y, como si nada, ahora fue presentado por el Verde –junto con el PRI– a la misma posición.

Bien curiosos se ven ahora los morenazos –sobre todo– tratando de desestimar y enlodar y desacreditar a quien hasta hace algunos días presumían como su mejor pieza en el tablero. Y dirán que la ambición personal le ganó al empresario de las carnes, pero… ¿qué no era lo mismo cuando ellos lo presentaron? Se están mordiendo la cola.

 

Codicias

Aaah, pero como las desgracias nunca llegan solas, en el PRI también tienen lo suyo y ayer “sufrieron” (ja, ja, ja) los reclamos y la supuesta salida del dirigente estatal de la CNOP, Héctor Bernal, quien dijo que ahí no le hacían caso a las organizaciones como la suya, y mejor agarró sus tiliches y le dio el “sí”… ¡al Partido Encuentro Social para ser diputado local!

El ex presidente municipal de Ojocaliente se dice cansado de que lo ningunen, y hasta se da el lujo de poner condiciones: que si el PRI no lo nomina a la candidatura que quiere, se va con Morena–PT–PES… ¡con todo y su organización, que agremia a un montón de taxistas por ejemplo! Con razón dicen que la codicia nubla el juicio. O sea, ya se volvió loquito.

 

Dignos

De pasadita por Zacatecas llegó la llamada “Caravana por la Dignidad”, encabezada por el gobernador de Chihuahua Javier Corral y, según las víboras chismosas que lo vieron, fue bastante peculiar observar qué personajes políticos locales se le juntaron, para hacerle el caldo gordo nadie sabe a quién.

Ahí se vio, por ejemplo, a Lupita Medina y Arturo López de Lara del PAN, a Arturo Ortiz Méndez, del PRD, o a Luis el Oso Medina de Morena. Así que la raza venenosa se pregunta ¿a quién le benefició su presencia? Parece que a nadie, más que a la gente para que se dé cuenta de todo el protagonismo de que son capaces.

 

Menos olotes

Y para acabar de amolarla, el Instituto Electoral en el estado dio ayer mismo el aval y la patente para reconocer que ¡hay otro partido político local! que se llama Movimiento Dignidad, y que seguramente para abril próximo estará presentando sus propios candidatos y plataforma política para contender.

Caray, como dice el dicho, éramos muchos y parió la abuela. Y como siempre sucede, los ponzoñosos más experimentados aseguran que mientras más dividido esté el voto, pues más fácilmente ganarán los partidos grandes. Ya se sabe: entre más burros…

 


Los comentarios están cerrados.