Transparencias

Según los dichos de los chismosos del pueblo, ayer los diputados locales fueron protagonistas –otra vez– de una muy armada obra de teatro para nombrar a quien, desde ya, es el nuevo integrante del Instituto Zacatecano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Izai), Samuel Montoya Álvarez.

Y dicen que fue todo un teatro porque, a pesar de que en la lista de aspirantes había bastantes mucho más transparentes que el electo, finalmente quedó quien muchos conectan directamente como “dedo chiquito” ¡de José Isabel Chabelo Trejo! A decir de los viboreros, ahí hubo gato encerrado… y es panista con amigos priístas. ¿Será?

 

Estrenando

Luego de más de dos años de que se lo robaran completito (sí, con todo y todo), finalmente los habitantes de la comunidad de Tacoaleche, perteneciente a Guadalupe, ya tienen otra vez un cajero automático bancario, que fue inaugurado con bombo y platillo por el presidente municipal Enrique Flores Mendoza y la delegada municipal Alma Gloria Dávila.

Lo más chistoso del asunto es que la propia delegada invitó a la comunidad no sólo a hacer uso eficiente del mismo, sino ¡a cuidarlo entre todos! Claro, habrá que ver si no se aparecen otros malandrines que nuevamente, con cadenas y una camionetota, se lo vuelvan a llevar. Y a ver si los policías que a veces andan por ahí, ahora sí se dan cuenta.

 

Paquetazo

Ahora que el gobierno estatal entregó ya los nombramientos a un montón de burócratas como titulares de sus respectivos Órganos de Control Interno en cada dependencia de la administración pública, cuentan las malas lenguas que muchos de ellos están que se jalan los cabellos porque sienten el peso de una enorme responsabilidad.

Pero es que como lo dijo la propia Paula Rey Ortiz Medina, secretaria de la Función Pública, estos nuevos “paladines” del Sistema Estatal Anticorrupción que tendrán que vigilarle las manos a sus propios compañeros, no cuentan ni con todos los recursos, ni las mejores condiciones, y la ley está bastante compleja. ¡Ah, bueno!

 

Antimoches

Por cierto que, hablando de la Secretaría de la Función Pública, muchos empresarios chiquitos y grandes de la entidad se preguntan por qué ahora se lanza la iniciativa de hacer un Registro Único de Proveedores y Contratistas VALIDADOS. ¿Pues qué a los del antiguo padrón de proveedores no los validaba nadie en el gobierno?

Con razón, elucubran los de lengua viperina, era tan difícil enderezar alguna denuncia o demanda cuando había moches o diezmos (que los había), y era todavía más difícil comprobar cualquier cosa. Pero eso sí, no dice nada la SFP sobre castigar a los responsables de que aquello pasara, ¿verdad? Ahí no se oye…


Los comentarios están cerrados.