FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

 

14 DE FEBRERO DÍA DEL AMOR

 

El llamado Día de San Valentín (en honor al sacerdote que desafió al emperador romano Claudio II, casando a los jóvenes en secreto para evitar fueran convertidos en soldados) es una tradición anglosajona que se ha popularizado en diversos países del mundo. Se le conoce comúnmente como el Día del Amor y la Amistad y se ha convertido en el mejor pretexto para gastar en chocolates, flores y cursis ositos de peluche.

El 14 de febrero, las calles de la ciudad lucirán repletas de puestos, en donde se ofrecerá lo más variado del catálogo amoroso, desde rosas –Made in Taiwán– hasta los más finos perfumes provenientes de Tepito. Los restaurantes estarán preparados –previas promociones de la época- para recibir a las parejas de enamorados que darán gusto al paladar con apetitosos menús y bebidas de la casa. El chiste es agasajar a la pareja y demostrarle el tamaño de su amor –según la cuenta o el precio del regalo-.

Los mexicanos queremos –por lo menos un día al año- celebrar como se debe la amistad y el amor. Pero nuestros legisladores –que sólo se mueven al sonoro rugir del cañonazo– y nuestras autoridades gubernamentales –más preocupadas por seguir destruyendo el Centro Histórico- nada hacen por declarar día de fiesta nacional –y, por ende, día inhábil- el mentado ¡¡14 de febrero!!

Imaginemos un día de la amistad y del amor –oficial- en donde:

Los Morenos comparten el pan y la sal con Anaya. Ríen, se gastan bromas, y al calor de las copas cantan como uno solo: “Contigo aprendí…”.

-Los periodistas y reporteros le organizan una comida al vocero oficial.

-Lupita Hernández le hace un mole a María Elena Ortega.

-Benjamín Medrano regala becas a los hijos de madres solteras.

-Carlos Slim regala $300.00 tiempo aire a todos los suscriptores de Telcel.

-Osorio Chong celebra con su familia en una chalupa de Xochimilco y brinda con pulque.

¡¡Caramba!! Esto sería simplemente maravilloso. UN SOLO DÍA, LOS MEXICANOS HARÍAMOS DE LOS CONTRARIOS SERES INTELIGENTES.

Qué lástima que sólo sean sueños guajiros. Qué lástima que andemos peregrinando entre los puestos para buscar el mejor –y más barato- regalo, para demostrar nuestro cariño al ser amado.

Por lo pronto, deseamos a todos y todas que tengan un excelente día y sigan las instrucciones siguientes para pasarla bien:

1.- Si de verdad quieres a tu pareja, no le compres nada. Solo dile que la amas.

2.- Si ya no la amas, cómprale un disco de Arjona. Ella entenderá la indirecta.

3.- Si eres mujer y ya quiere dar por terminado el compromiso, regala el libro Dios, hazme viuda por favor, de la celebérrima Josefina Vázquez Mota.

4.- Si tu amado no tiene trabajo, regálale una cita en el Servicio Estatal de Empleo (no lo va a conseguir, pero aprovecharás para irte a tomar un café con tus mejores amigas).

5.- Si existe una relación perfecta, no salgan a ningún lado. Quédense en casa y a darle rienda suelta a sus bajas pasiones. San Valentín estará feliz de ustedes. ¡SI NO ME QUIERES, NI MODO!

 


Los comentarios están cerrados.