Chambista

Cuentan las malas lenguas que un reportero, muy víbora, preguntó en la oficina de la Secretaría de Agua y Medio Ambiente por su titular, para tratar de sacarle una entrevista: “¿Está el secretario Víctor Armas?”; “No está”, le contestaron. “¿Pues dónde anda?”, inquirió nuevamente, y la respuesta del burócrata menor fue de risa loca.

“Es que fue a ver qué le toca en el Verde… ¡ah, no! Perdón, fue a ver… algo en la Conagua, por el tema del proyecto de… la presa Milpillas, ya sabe cómo está eso…”. Haiga sido como haiga sido –dijo el filósofo–, puede ser que el burócrata menor le haya atinado al objetivo del viaje… y que tenga que buscar otra chamba. Caras vemos, revanchas no sabemos.

 

Peorcito

Luego de que el sábado pasado el mismísimo Peje Andrés Manuel López Obrador les restregó en la cara a varios integrantes del sindicato minero que se traería a Napoleón Gómez Urrutia, convirtiéndolo de villano en héroe instantáneamente, pasó lo que tenía que pasar: ahora los mineros le dan la espalda al tabasqueño.

Peor tantito, dicen las víboras enteradas de la entelequia electoral, pues si los mineros ya no pondrán candidato suyo, seguramente entrará al quite en su lugar ¡el cantante Marco Antonio Flores!, quien además de misógino en sus rolas, en la pasada campaña era un ariete de fuego contra los Monreal. ¿Qué de plano no le midieron? Pues no, parece que no.

 

Inhabilitada

Víboras, culebras y tepocatas que deambulan por los pasillos de la Junta Intermunicipal de Agua Potable de Zacatecas (JIAPAZ) están que no acaban de creer lo que ven sus ojos, pues según chismean, al organismo llegó a trabajar Fabiola Rivera Salinas, ex–titular de la Secretaría de Agua y Medio Ambiente en el sexenio pasado.

Lo que más chismean, por supuesto en tono de duda, cuestionamiento y refunfuño, es que ¿qué no la habían inhabilitado desde noviembre del año pasado por diversas irregularidades en el desempeño de su cargo? Y si la inhabilitaron, ¿quién fue el tonto de la cabeza que la habrá contratado? Así suenan las preguntas en esas oficinas…

 

Sordos

Hace apenas dos semanas, autoridades del ayuntamiento capitalino anunciaron, con bombo y platillo, la apertura de una escuela de skateboarding (para los aficionados a las acrobacias en patinetas, entiéndase) en la colonia Alma Obrera, gracias a la idea original de un chavo de nombre Israel Salas.

Pues parece que hasta ahí llegó el apoyo de la autoridad, pues según cuentan en el círculo de skatos, ahora que ya están funcionando y que necesitan algunos apoyos, ya nadie les contesta las llamadas, ni los atienden, pero eso sí, se colgaron la medallita. ¡Qué poquito les duraron las ganas de recomponer tejido social mediante esta actividad deportiva! Ahí no se oye…


Los comentarios están cerrados.