REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

PUEBLA.- Dicen que los cimientos de esta casa tienen más de promesa que de piedra.

La Casa de Alfeñique, recinto que resguarda el Museo Regional en la capital de Puebla desde 1927, fue encargada a Juan Ignacio Morales en el siglo 18 por un noble español que quería darla como regalo de bodas para su amada.

Sin embargo, fue tanta la demora y las exigencias de la novia que le agregaba detalles a la construcción que, cuando esta se finalizó, ambos rompieron el compromiso por hartazgo.

De ese amor queda una construcción de estilo barroco, en la que se empleó talavera y cantera. Su nombre se desprende de las caprichosas figuras, de estilo árabe, las cuales parecen estar hechas de alfeñique, una variedad de merengue muy popular en España hecho con almendras, azúcar y claras de huevo.

La construcción siguió a lo largo de los años hasta que, mediante la intervención del arquitecto Antonio de Santamaría, concluyó hacia 1790.

El Museo cuenta con 16 salas, todas ellas dedicadas a la riqueza cultural e histórica de Puebla, las cuales resguardan más de mil 500 piezas de alto valor cultural. Y aunque no es posible visitar su interior, debido a los estragos causados por el sismo del 19 de septiembre, la postal de su fachada es una estampa que no debe faltar en tu visita a la Angelópolis.


Deja un comentario