Staff / Agencia Reforma
Staff / Agencia Reforma

 

CIUDAD DE MÉXICO  .-La Ciudad de México y los capitalinos volvieron a vivir momentos de pánico la tarde de ayer al registrarse un sismo de magnitud 7.2 con epicentro en Pinotepa Nacional, Oaxaca.
En punto de las 17:39 horas la alerta sísmica sonó en los megáfonos de toda la Ciudad y el recuerdo del terremoto del 19 de septiembre avivó la angustia de miles de ciudadanos.
El terror se acrecentó cuando la Aplicación Skyalert se activó y en uno de sus mensajes notificó a los usuarios de la misma de un sismo de intensidad Violento en Pinotepa Nacional y otro de igual intensidad en Chilpancingo, Guerrero.
El movimiento telúrico tuvo una duración de un minuto y como en otras ocasiones el servicio telefónico y de mensajería colapsó en los primeros minutos posteriores al sismo.
Pese a lo fuerte del movimiento telúrico en la Ciudad de México las autoridades reportaron saldo blanco tras una revisión de inmuebles, sobre todo de los que tenían daños por el sismo del 19 de septiembre.
El Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, indicó que sólo se presentó la caída de una barda en Tacuba, además del desprendimiento de una fachada en un edificio en la Avenida Ámsterdam y Sonora, en la Colonia Hipódromo, inmueble que ya presentaba riesgo.
El temblor provocó un apagón que afectó a 530 mil personas, según estimaciones de la Seguridad de Seguridad Pública.
En Oaxaca hubo afectaciones en 16 municipios.
La Coordinación Estatal de Protección Civil estatal informó que en Pinotepa Nacional se cayó la barda perimetral de la comandancia de la Policía Estatal y se reportó un derrumbe en la Carretera Federal 200, en el paraje de Río de la Arena, lo que afectó la circulación en la vía Pinotepa- Jamiltepec.
El sismo se sintió además en Guerrero, Morelos, Puebla y Veracruz.


Los comentarios están cerrados.