SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM

JIMÉNEZ DEL TEUL. Ante la mala planeación en la creación de un nuevo fraccionamiento, del que fue responsable el Departamento de Obras Públicas durante la administración 2013-2016, y que puso en riesgo el patrimonio de 60 familias, la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Ordenamiento Territorial (Seduvot), confirmó que inició la construcción de nuevas casas.

La alcaldesa, Victoriana Espinoza Sánchez, constató en un recorrido que el nuevo complejo habitacional, ubicada a la entrada de la cabecera municipal, presenta irregularidades graves en la asignación de terreno, debido a que los postes y cables de electricidad prácticamente quedarán dentro de las viviendas que aún no se construyen.

Los contratistas, responsables tanto de la instalación del sistema eléctrico como de la construcción del fraccionamiento, acompañaron a Espinoza Sánchez en la supervisión del lugar y constataron que el terreno donde se ubicarán las 60 viviendas quedó mal asignado.

Por ello, y para no rehacer el proyecto que ya tiene la instalación de la red eléctrica, la Seduvot sugirió a la empresa Proyectos y Desarrollos Electromecánicos, buscar una alternativa que implique un mayor gasto.

Lo anterior, luego de que la empresa obedeció a las “malas instrucciones giradas por Maribel Herrera Reséndiz, ex titular del Departamento de Obras Públicas y su topógrafo, del que no se conocen más datos y del que incluso la Auditoría Superior del Estado (ASE) no puede localizar”, se explicó durante el recorrido de supervisión.

Ismael Solís Mares, titular de la Seduvot, afirmó que con esta medida no se perjudicará la entrega de recursos para vivienda en la demarcación, “seguimos con el proyecto […] ya hay renchidos, ya hay zanjas abiertas, ya están trabajando y descartado una pérdida de recursos”.

Asimismo, explicó que para evitar invadir terreno al Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas (Cobaez), o adquirir un predio extra a un particular, las viviendas se construirán más atrás, para que los postes queden sobre la banqueta, “pero no vamos a parar en la construcción, vamos a seguir trabajando”.

En la primera etapa, el fraccionamiento tiene un costo de 1 millón 200 mil pesos.

De acuerdo con el Departamento de Obras Públicas de la localidad, son cerca de seis obras de la anterior administración, que nunca se terminaron. La ASE no dio veredicto alguno respecto a las irregularidades encontradas.


Los comentarios están cerrados.