Influyente
De la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac), víboras chismosonas aseguran que Clara Verónica Delgado Venegas, coordinadora del Programa de Convivencia, hace todo lo contrario y rompe la armonía del trabajo en las escuelas por una simple razón: se siente súper influyente nomás porque es ¡esposa de Ramón Navarro, el delegado de la SEP!
Y el ejemplo más claro de su “influyentismo”, dicen, es que ahora intenta hasta correr a una maestra de primaria, basándose nomás en chismes de lavadero, y para lucirse diciendo que ella tiene todo el poder de eso y más. ¿La dejarán salirse con la suya? Mejor que se ponga a trabajar en lo que debe, dicen en los pasillos de la dependencia…

Elitista
Falta cada vez más poquito para que llegue la Semana Santa y, con ella, el Festival Cultural de Zacatecas, y es hora de que todavía no se sabe ni una pizca de cómo venga el programa. Pero aun así, ya tiene a una parte de la comunidad artística local bastante molesta, la de los pertenecientes a la música vernácula, la tradicional mexicana.
Según cuentan en ese gremio, Alfonso Vázquez Sosa director del Instituto Zacatecano de Cultura está convencido de que el Festival no es foro para esa “cultura”, y que debe elevarse el nivel de las agrupaciones y conciertos que ahí se presentan. Ahora nomás esperan a ver si no sale con su batea de babas y programa… ¡algún concierto de reggaetón o algo parecido!

Amachado
Este fin de semana, el mismísimo Pedro de León Mojarro se encargó de traer a un montón de representantes de diversas corrientes y rubros de la polaca y, con el afán de recibir su apoyo, organizó una reunión donde reconoció que es “terco y necio” en buscar su sueño: la candidatura a un escaño en el Senado de la República.
Lo más chistoso, dicen algunos que lo oyeron, es que prácticamente reveló que en las mediciones del PRD –donde lo dejaron fuera de la candidatura– resultó chamaqueado, y que les va a exigir una explicación, y que tiene tres encuestas que lo demuestran, y que los retó a que le demuestren que no las puede… o sea, sí es terco.

Sobrinazgo
En los pasillos de la Secretaría General de Gobierno corren los chismes de que la salida de Julio César Chávez de una de sus subsecretarías es casi un hecho, y que se haría realidad… nomás cobrando esta última quincena de febrero, para poder irse con una lanita y prepararse a hacer campaña con la camiseta de Morena.
Según algunos de los avezados chismosos de palacio, el novel cuasi-morenazo está más que apadrinado –y mal aconsejado, dicen– por Samuel Herrera Chávez, de quien dicen es su tío directo, y le añaden que él mismo es quien lo ha venido manipulando… perdón, “orientando”, desde que dejó las filas de los medios de comunicación. ¡Qué parientazo!


Los comentarios están cerrados.