REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

WASHINGTON. Estados Unidos no tiene previsto por el momento hacer excepciones por país al momento de anunciar un arancel global de 25 por ciento a las importaciones de acero y 10 por ciento a las importaciones de aluminio, aseguró la Casa Blanca este domingo.

Tres días después de que el Presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara su idea de aplicar un arancel global a las importaciones al acero y aluminio por razones de seguridad nacional, el Gobierno aclaró que no habrá excepciones por país, como se ha sugerido para casos como Canadá y México.

“En este momento del tiempo, no habrá exclusiones por país”, aseguró este domingo a la cadena CNN, Peter Navarro, Director de la Oficina de Política Comercial y de Manufacturas de la Casa Blanca, también considerado como el principal ‘halcón’ a favor del proteccionismo en la Administración.

“Si haces excepción (por ejemplo) con Canadá, entonces tienes que poner muy, muy altos aranceles a todos. Entonces este es un enfoque mesurado y limitado”, apuntó Navarro.

Entrevistado para el programa dominical Estado de la Unión de CNN, el funcionario consideró que la medida de imponer un arancel global, el cual se prevé sea concretado la próxima semana, reafirmó la decisión del Mandatario tras reunirse con jefes de la industria el jueves pasado.

“El consenso general en la reunión que el Presidente escuchó fue: aranceles antes que cuotas, y que deben ser a todo lo largo sin excepciones por países”, aseguró Navarro.

“El Presidente escuchó esto fuerte y claro, viendo que había razones muy buenas para hacer todo esto. Y esa es la dirección que el Presidente tomó al final de la reunión”, indicó sobre la decisión basada en la Sección 232 de la Ley de Expansión del Comercio de 1962.

“Al momento que empiezas a tener excepciones por países tienes que incrementar los aranceles de todos los países, y al tiempo que empiezas a hacer excepción de un país tienes que hacer una excepción con otro país”, añadió el controvertido asesor presidencial.

Principal abastecedor de acero y aluminio a Estados Unidos, el Gobierno canadiense ha considerado públicamente como inaceptable el imponer un arancel global sin excepciones, un diagnóstico compartido por la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero de México (Canacero).

Originalmente, el Departamento de Comercio había presentado a Donald Trump tres opciones a considerar para el caso del acero: un arancel global de 24 por ciento, un arancel de 53 por ciento a 12 países específicos (que excluía a México y Canadá) o una cuota de 63 por ciento a todos los países.

En el caso del aluminio las opciones iniciales presentadas por el Departamento de Comercio eran: un arancel global de 7.7 por ciento, un arancel de 23.6 por ciento a 5 países (que excluía a México y Canadá) o una cuota de 86.7 por ciento a todos los países.


Los comentarios están cerrados.