REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Keith Griselda García Guzmán le debe la vida a una bebé.

Las células madre del cordón umbilical de su pequeña donadora le ayudaron a combatir la leucemia.

“La doctora me contó que ese cordón umbilical me lo dio una bebé. Me puse alegre. Donen para darles un cordón umbilical a los niños que tienen cáncer”, pide Keith de 12 años, quien ahora tiene médula ósea sana.

Encontrar la sangre placentaria compatible requiere un complejo trabajo que realiza el Banco de Células Madre de Cordón Umbilical del Centro Médico Nacional La Raza, que cada año beneficia a un promedio de 50 pacientes.

La labor va desde convencer a las embarazadas sanas de donar el cordón umbilical, hasta someter la sangre placentaria a un complejo análisis de calidad, procesarla, y congelarla a 196 grados bajo cero en inmensos tanques de nitrógeno líquido.

Ángel Guerra Márquez, hematólogo encargado del banco, detalla que, en 14 años, 13 mil mujeres han donado el cordón umbilical, pero sólo han recolectado poco más de 4 mil unidades de sangre de cordón y de ellas han almacenado alrededor de mil 300.

“¿Por qué tan pocas?, no es que seamos ineficientes sino que somos muy estrictos con el criterio de selección”, comparte.


Los comentarios están cerrados.