*Rafael Calzada Vázquez
*Rafael Calzada Vázquez

Los elementos de la reflexión de hoy.

 

La inconformidad. – El “estado de ánimo” social, frente a la inflación, especialmente por el IEPS, con el que se grava a la gasolina y que le hacen cada día más cara, con la consecuente repercusión en el precio de adquisición de la canasta alimenticia para las familias; frente a la impunidad con la que se maneja a discreción el erario por los titulares de la Secretaría de Hacienda y la SEDATU; frente a la corrupción que se percibe desde la adquisición de la casa blanca por la familia presidencial, como la propia de los exsecretarios de gobernación y de hacienda, hoy canciller. Junto con los movimientos sociales de inconformidad, cambio, esperanza, justicia y democracia.

La movilización por el voto. – La conformación del partido con control por un lado de grandes segmentos de la población a través del corporativismo de sectores partidarios y de organizaciones de aparentemente otro carácter como las cámaras empresariales, grupos religiosos y de otros verdaderos factores reales de poder.  Así mismo…

La estructura. – mediante la presencia territorial de dirigencias comunitarias, vecinales, municipales, estatales y nacionales, con los que entran como saben hacerlo,  a base de “masecazos” de acuerdo al mapeo que realizan de identificación y diagnóstico de zonas afines y adversas. Acorde con la frase priísta que en política lo que se puede comprar es barato. Le dan al candidato del régimen la capacidad de movilización del PRI–GOBIERNO (PARTIDO DE ESTADO) para atraer votos de personas marginadas, económica, social, educativa y culturalmente mediante “una red de componendas que lo mismo sirve para comprar y vender candidaturas, allegarse voluntades, controlar a las dirigencias de los partidos políticos, y todo lo necesario para sostener un régimen en descomposición” (Rafael Pérez Cárdenas)  En tanto las opciones (oposición) no son capaces de canalizar la inconformidad con el gobierno para que la multitud sometida al control referido vote en contra del partido de estado.  No se han logrado (en 2006 casi se logra) empatar estas dos circunstancias que hagan previsible una victoria de la oposición.

 

 

 

Lo que pasa. – Ante una provocadora estrategia del candidato del pan y de sus adláteres donde llama “PRI CORRUPTO”,  en casi todos los mensajes de su propaganda como precandidato, que logró hartar al dirigente real del PRI y titular del ejecutivo, por lo que  al parecer sin  tener clara la línea de separación entre gobierno y partido se está usando facciosamente a la secretarías de hacienda, Sedesol, Sedatu y a la PGR, descalificar o descarrilar la candidatura del PAN.

No lo considero faccioso porque se persiga a Anaya, sino porque es un proceso de persecución selectiva, mientras se descalifica, y se desgasta al segundo lugar, al candidato del régimen no se le abre carpeta de investigación, ni se le toca con el pétalo de una insinuación de responsabilidad ante los señalamientos documentados de la ASF, mientras con sus ambigüedades se desfonda.

Han perdido mucho tiempo, dinero y esfuerzo en pelear por el segundo lugar para luego llamar al voto útil contra del presunto ganador.

Y DE FONDO lo que han logrado es empatar la fundada inconformidad social con el proceso electoral y (no tengo claro si a propósito) apuntalar  una candidatura, basta un mero análisis de sumas y restas entre las tendencias negativas y positivas de cada coalición para determinar que el triunfo electoral lo trae en la bolsa el Sr. López. Me recuerdan al Cura de mi pueblo cuando un pastor protestante peleaba con el anciano de los testigos, ambos con descalificaciones, señalamientos y mentadas: “Considero que estos dos caballeros tienen razón en sus acusaciones.”

 

rcalzadav@gmail.com

 


Los comentarios están cerrados.