EZEQUIEL CARLOS CAMPOS*
EZEQUIEL CARLOS CAMPOS*

Toda la naturaleza es como un arte desconocido del hombre.

Alexander Pope

 

Lo desconocido y la naturaleza

¿Hasta qué punto lo desconocido es desconocido? José Eustasio Rivera, en La vorágine, nos muestra que nada de lo que nos rodea conocemos a la perfección; la naturaleza juega un papel importante, porque el hombre jamás logrará ser parte de ella, nunca serán él y ella semejantes porque lo que nos envuelve es extraño. Todo es desconocido para el hombre. En La vorágine conocemos que, en efecto, los dos personajes que se nos presentan al inicio de la novela sienten el miedo ante lo desconocido. Arturo Cova y Alicia, dejando la ciudad, se adentran al llano, primer síntoma de lo no conocido. Alicia siente miedo al dejar su hogar, ¿qué hay ahí a donde van, cómo sobrevivir? El llano es la primera prueba para la pareja. En todo momento, estos dos personajes se sienten ajenos al ambiente que el autor nos retrata.

Una lucha habrá entre el ambiente y los personajes: el que sea más capaz sobrevivirá.

 Lo desconocido y el amor

La primera implicación de lo desconocido que enfrenta Arturo Cova es el amor. Él, apasionado, enérgico, decide escapar con Alicia sin saber muy bien a qué se enfrentaba. Y eso lo vemos desde las primeras líneas de la historia: “Con todo ambicionaba el don divino del amor ideal […]”. ¿Qué es el amor para Cova? Ante lo que no conoce, como podría hacerlo cualquiera, se enfrenta a ello, y nuestro personaje, sin en realidad amar a Alicia, afronta lo que es el amor de pareja. En un principio éste no entendía lo que era amar, en páginas subsiguientes descubrirá todo, porque el desprecio que tenía hacia Alicia finalizará al momento de buscarla cuando le fue arrebatada por Barrera; entiende, conoce el amor verdadero, el amor ideal, lo que más ambicionaba.

Todos los aventureros se adentran a lo desconocido, es de sobra dar los ejemplos en que los héroes van en busca de algo y tienen que pasar una y otra desgracia por haber enfrentado los infortunios que da la vida. Ese, también, es el caso de Arturo Cova. El espíritu aventurero del poeta, el sentirse desdichado si la vida comúnmente pasa y las cosas no dejan de ser las mismas, hacen que el personaje, al escaparse con Alicia, para huir y dejar lo cotidiano, enfrente al primer obstáculo que es el amor. Otra cosa importante, la paternidad. Al inicio sabemos que la mujer está embarazada y Cova tiene que enfrentar la proximidad de ser padre, a leguas se percibe otro indicio de lo desconocido.

Lo desconocido y los indios

Cuando el protagonista se adentra a la selva, ¿no es desconocido todo lo referente a ella? En los indios, por ejemplo; Cova desconocía de ellos, desconocía todas y cada una de las tradiciones, todo lo que pensaban y significaban sus acciones. Rivera, al momento de interesarse por su país, al describirnos estas escenas de los indios, nos quiere indicar una cosa: que todo para nosotros es desconocido, nadie logra conocer todo hasta que se adentra uno en los peligros que simbolizan el penetrar a cualquier parte (lo desconocido) y vemos lo que nuestros ojos nunca pudieron haber visto. Cova, cuando descubre lo de los indios, es otra prueba de lo desconocido.

Lo desconocido y la selva

¿Qué simboliza la selva en La vorágine? El narrador, al momento de que los personajes entran en ese infierno verde, nos dice que, primero, ellos se van a enfrentar a la infinitud del terreno. Dice Cristina Ramos Stivalet: “La selva no es ni remotamente lo que suponemos, ni siquiera los que viven esos dramáticos siete meses logran darse cuenta real de lo que ahí acontece”. Es entrar y ser tragado por un monstruo. Lo que nos quiere decir Rivera es que la selva es un lugar desconocido para todos, nadie sabe qué sucede ahí, ni siquiera si es posible sobrevivir ahí. La selva como alegoría de lo extraño. ¿Los personajes logran salir sanos de la selva?

 Lo desconocido y la explotación

Algunos de los temas que interesan al autor son: la Colombia de los años veinte, invadida por problemas en las fronteras, la explotación humana. La principal tarea de Rivera es denunciar las condiciones en que están los caucheros en la selva. Suponemos que todo lo que pasa en la realidad es conocido. ¿Qué sucede cuando algo, de repente, supuestamente inexplicable, sucede ante nuestros ojos? Eso inexplicable es la explotación que tienen los caucheros. Arturo Cova quiere ser el que los ayude, no sólo aventurero sino héroe. ¿Qué hay que hacer para salvarlos de dicho problema? ¿Cómo ayudarlos? Esa es la crítica de José Eustasio Rivera. Conocemos poco del mundo y de la naturaleza humana, hasta que nos adentramos y descubrimos lo que quizá no quisiéramos ver. Una vorágine de sentimientos.

*FB: El Guardatextos

www.elguardatextos.blogspot.mx

elguardatextos@gmail.com


Los comentarios están cerrados.