RICARDO MONREAL ÁVILA
RICARDO MONREAL ÁVILA

“Además de lavador, plagiador”. Es lo que dice el PRI del candidato presidencial de EnFrente, Ricardo Anaya, en su lucha encarnizada por ocupar el segundo lugar en la carrera 2018. Lo acusa de haber robado a Tony Seba, un experto en energías alternativas, la presentación, el concepto y hasta las imágenes de sus conferencias sobre “disrupción limpia”, un planteamiento que advierte sobre el fin de la era del petróleo, el carbón y el gas como fuentes tradicionales de energía, y la irrupción de las energías solar y eólica como fuentes alternativas. Si uno observa el performance de Anaya en su toma de posesión como candidato presidencial de EnFrente, no sólo se pueden encontrar guiones completos de Tony Seba, sino también de futurólogos como Peter Diamandis y Peter Drucker, y hasta el lenguaje corporal y la vestimenta de Steve Jobs, cuando anunciaba al mundo un nuevo Iphone o una nueva generación de Macbooks. Y es que el prototipo aspiracional de los nuevos panistas que comandan el partido del nacionalismo conservador de Gómez Morín ya no es el gerente de marcas refresqueras de los años noventa, que inspiró la carrera política de Vicente Fox, sino el CEO de las corporaciones tecnológicas de Silicon Valley. Súper Guau! En un país donde la piratería es una de las fuerzas motoras de la economía informal, no creo que traumatice a muchos mexicanos la acusación de plagio intelectual en contra de Anaya. Además de que el directamente afectado, Tony Seba, agradeció al presunto plagiador haber retomado sus planteamientos. Más trascendente que este capítulo de “guerra sucia” contra el candidato del Frente es ver el contenido del concepto “disrupción limpia”. Sobre todo porque alude a uno de los temas que será clave en el futuro inmediato del país, la reforma energética, donde existen posturas encontradas desde la actual campaña electoral. Para el año 2030, según Seba, toda nueva energía será generada por la solar o la eólica… Todos los nuevos vehículos del mercado masivo serán eléctricos… Todos estos vehículos serán autónomos (auto-conducción) o semiautónomos… La flota de automóviles se reducirá en un 80 por ciento… La gasolina será obsoleta… La energía nuclear ya es obsoleta… El carbón y el gas natural serán obsoletos…Hasta el 80% de los espacios de aparcamiento ya no serán necesarios… El concepto de la propiedad individual de automóviles será obsoleto… La industria de seguros de carros se verá afectada… El sector de taxis cambiará por completo debido a la disrupción de nuevos modelos… El paisaje urbano se rediseñará. Desde esta prospectiva, un planteamiento de reforma energética que se centre en la extracción y refinación del petróleo parecería prehistórico y antieconómico. Se estaría apostando al pasado, no al futuro. Sin embargo, debemos tener en cuenta algunos factores. Desde hace tres décadas se viene anunciando el fin del petróleo y sus posibles sustitutos (gas, hidrógeno, solar), pero simplemente no se concreta.

El petróleo será obsoleto más temprano que tarde, sí, pero mientras la transición energética llega, los hidrocarburos fósiles seguirán siendo la fuente de energía dominante en la economía mexicana.

Es vital impulsar las energías limpias en México, pero es urgente revertir en el plazo inmediato la antieconómica importación de gasolinas que está ahogando las finanzas del país. ¿Cómo? Refinando aquí las gasolinas que compramos caro afuera. Vivimos una paradoja energética: dependemos del petróleo sucio hasta para impulsar la disrupción de fuentes limpias de energía como la solar y la eólica.

 

ricardomonreala@yahoo.com.mx

Twitter: @ricardomonreala


Los comentarios están cerrados.