KAREN SALAZAR*
KAREN SALAZAR*

Tengo sueños recurrentes

en los que soy madre de una niña

la he visto después del parto

con su cuerpo aún arrugado por los fluidos

y sus ojos cerrados cuando la cargo por vez primera

 

La he visto sobre un caballito de madera

y a sus tres años lleva su primer uniforme escolar

hemos esperado juntas a su padre

mientras se derrite un helado en su boquita

 

Disfruté ser madre primeriza

cuando me llevé sus deditos a mis labios

y desenredé su cabello después de darle un baño

también le he cantado mientras duerme

 

Y después de tanto regocijo

he decidido que sea feliz siempre

en el limbo de los sueños

entre la perfección de los días soleados

y la tranquilidad de mis noches seguras

la amo tanto que no conocerá

mi muerte ni su vida.

 

*El poema es parte del libro Plegaria de la escafandra, de próxima circulación

 


Los comentarios están cerrados.