ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

Zacatecas se posiciona en el sexto lugar en rezago educativo en nivel secundaria con 215 mil 494 zacatecanos, por lo que el Instituto Zacatecano de Educación para Adultos (IZEA) tiene como meta para este 2018 sacar 6.5 por ciento, equivalente a 13 mil 451 personas de esta condición.

Sergio Estrada Delgado, subdirector técnico del IZEA, precisó que el rezago educativo es la condición de atraso en que se encuentran las personas de 15 años en adelante, quienes no han alcanzado el nivel educativo básico, que en México se considera nivel secundaria.

Según proyecciones del IZEA realizadas con base en el censo hecho por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en diciembre de 2017, existen más de 400 mil zacatecanos con rezago educativo, 215 mil 494 en nivel secundaria, 153 mil 754 en nivel primaria y 30 mil 760 en analfabetismo, por no saber leer ni escribir.

Al tomar en cuenta la suma de los tres rubros mencionados, el estado ocupó el noveno lugar a nivel nacional en rezago educativo, que bajó en comparación al séptimo lugar que se obtuvo en 2016, pero el proceso para disminuir las cifras es lento.

Tan sólo en 2018 se pretende rescatar 5 mil 416 zacatecanos en alfabetismo, 10 mil 144 ubicados en el nivel primaria, y los 13 mil 451 mencionados en secundaria.

 

Por pena al “Qué dirán”

Estrada Delgado detalló que en la entidad el rezago educativo se percibe mayormente en personas jóvenes que, por cuestiones económicas, de migración, o flojera en el estudio, se retiran de las instituciones escolares para comenzar una vida laboral y se desentienden de la continuidad escolar, sin embargo, el factor más limitante que se detectó en la gente adulta para retomar el estudio es el sentimiento de pena.

“La pena al ser mayores y cursar grados básicos es un problema que encontramos en todos los sitios, las personas se avergüenzan de no saber leer, escribir o contar, pero en vez de buscar ayuda prefieren evadir su necesidad, pues por años lo han hecho, y aunque en múltiples ocasiones han necesitado del conocimiento, se las han arreglado, sin medir la importancia del daño que les genera”, puntualizó Estrada Delgado.

Recalcó que la falta de los estudios básicos es un hecho que perjudica a futuro, pues además de tener menos opciones para una mejor vida, al ser padres o cabezas de familia influye en el apoyo que pueda proporcionar a los hijos al realizar tareas, y su misma permanencia por continuar preparándose con estudios más altos en nivel media superior o superior.

Informó que el sistema de educación del IZEA siempre está abierto al público para contribuir con su impulso por retomar su preparación. A los interesados se les facilita el proceso educativo al ser adaptado a los días y horarios que tiene posibles, para no afectar en su trabajo o actividades cotidianas, y se les otorgan los libros y el material de apoyo, de igual manera se les asignan asesores que brinden ayuda, y todo se brinda de manera gratuita.


Los comentarios están cerrados.