REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- Acompañados por la Primera Dama Angélica Rivera, niños enfermos acudieron este miércoles a una audiencia con el Papa Francisco en el Vaticano.

Los pequeños son pacientes del Hospital Infantil de México Federico Gómez y, de acuerdo con el DIF nacional, los menores pidieron a la esposa del Presidente Enrique Peña Nieto cumplir su sueño de esa visita.

Los cuatro niños, junto con sus familiares, fueron recibidos por el Pontífice, quien los felicitó por no rendirse ante sus enfermedades, además de que bendijo dos campanas que simbolizan “fe, esperanza, ilusión y alegría”, y las cuales se tocan cuando un pequeño ha superado su padecimiento.

Ellos relataron al Papa su testimonio y recordaron algunos pasajes de su visita a México en 2016.

“Nuestros niños y sus padres vienen a saludarlo y a dar su testimonio de la fuerza que usted les ha dado siempre para salir adelante. Cada uno de ellos ha mejorado mucho con su tratamiento médico y hoy están aquí para agradecer el haber pintado a México de Luz”, le dijo Rivera al Pontífice.

Tras el breve encuentro, la comitiva mexicana visitó el Hospital Pediátrico Bambino Gesù, en Roma, con el que convinieron que adoptarán la tradición mexicana de tocar la campana cuando un menor supera la enfermedad, y por ello les obsequiaron una campana.

“Tóquenla muy fuerte, su sonido llegará hasta nuestros corazones y nos llenará de felicidad. Ustedes son unos niños llenos de una gran fuerza y valentía. Nunca se rindan”, les dijo Rivera a los pacientes italianos.

También se busca que ambos hospitales firmen un convenio de cooperación en oncología, especialización de médicos y atención de los llamados casos humanitarios o de pacientes con padecimientos complejos.

Jazhiel, uno de los niños mexicanos, relató que después de ser bendecido por el Papa en el 2016 se sintió mejor.

Los pequeños tocaron las campanas de manera simbólica, para después intercambiar juguetes.

Además de los familiares de los menores, también viajaron directivos del hospital.

La Primera Dama también acompañó a los niños a un recorrido por la Capilla Sixtina.


Los comentarios están cerrados.