NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. El sacerdote José del Rosario Lamas Frausto, auxiliar del Santuario del Santo Niño de Atocha, así como el delegado Javier Moreno Arrollo, coincidieron en que la fe puede más que cualquier problema y se nota en la llegada de cientos de peregrinos.

Mencionaron que este fenómeno no se veía tan marcado desde hace más de 14 años, ya que en lo que va del año llegaron peregrinos de toda la República, pero especialmente de San Luis Potosí, Durango y Estado de México, así como internacionales de Japón, Panamá, Argentina, Colombia, Chile y Estados Unidos.

El sacerdote expresó que, a pesar de la situación difícil que se vive con la inseguridad y la violencia que existe en todo el país, los peregrinos visitan el santuario.

“La fe sigue creciendo, hay quienes vienen a pie con un mes de antelación. Acaba de llegar una peregrinación de a pie desde San Luis Potosí. La fe es un don de Dios que las fuerzas del mal no van a poder quitar porque Él siempre es más grande. El amor, caridad, esperanza son virtudes que se tiene el pueblo católico”, explicó Lamas Frausto.

Asimismo, el delegado enfatizó que las visitas han sido constantes y los visitantes extranjeros se han llevado un buen sabor de boca de la comunidad y del mismo Santuario.

Reconoció que esto se debe a que la actitud de los comerciantes ha cambiado para bien y se les da un trato amable, lo mismo que el servicio restaurantero donde los precios ahora son los justos.

 


Los comentarios están cerrados.