Ardor

Una de las comidillas del fin de semana, aseguran los chismosos de café, de restaurante y bolería, fue sin duda la designación de Raúl Rodríguez Márquez (hermano del ex titular de Infraestructura y de la actual presidente del Partido Verde en Zacatecas) como el elegido que irá en fórmula con Claudia Anaya Mota a pelear por un lugar en el Senado.

Y como si les hubiera picado un mosco muy latoso, a medio mundo le dio prurito y empezaron a lanzar preguntas de que “quién lo conoce…”, “de qué privilegios goza…”, “cómo le hizo si ni trabajo partidista tiene…”. Total, que a nadie le dan gusto, aunque para algunos haya sido una jugada y selección magistral. ¿¡Mah!?

 

Olvido

Caso contrario, dicen, pasó con la designación de nada más ni nada menos que Carlos Pavón Campos, hasta hace poco alebrestado–líder-minero–anti–priístas, ¡en las listas de plurinominales a una diputación federal, por la segunda circunscripción! Como que ahí, en vez de que les diera escozor y comezón, lo que les dio a muchos fue… amnesia.

Ya se les olvidó que hubo quien lo señalara como el artífice de la “apedreada” a la diputada local Lupita Flores, o de uno que otro bloqueo en Fresnillo para impedir actos oficiales, o de… ¿de qué más? Ah, pues ya se les olvidó a todo mundo. Total, que los negocios en la política siguen siendo, al parecer, de los más lucrativos, aunque sea para unos cuántos.

 

Jubilados

Dice don Jorge Miranda, secretario de Finanzas, que si todo sale bien –ojalá–, en un año lograrán limpiar el estercolero que le dejaron en esa dependencia los irresponsables del sexenio pasado, y lograrán recuperarle su dinero, ganado a pulso, a un montón de jubilados que se habían quedado sin su dinero en la administración anterior.

Según Miranda, la bronca fue que en lugar de contratar a una aseguradora, sus antecesores contrataron a una “administradora de recursos”. Lo que no dijo, y varios se preguntan, es si hará responsable de semejante relajo a “alguien”, y si se buscará que ese “alguien” sea sancionado por andar manoseándole su dinero a los jubilados. ¿El negocio de quién fue pues?

 

Cuadro

Y mientras siguen surgiendo datos y trapos sucios de los más viejos de la casa, parece que al menos en el ayuntamiento capitalino hay caras “nuevas” que buscan sobresalir y al menos, según cuentan las víboras, andan preparándose para mayores ligas como por ejemplo el joven Carlos Uriel Trinidad, encargado de la atención ciudadana en el municipio.

Según cuentan las víboras chismosas, a este joven le tienen puestos los ojos algunos en el tricolor, pues no solamente lo acaban de nombrar delegado de la Asociación Nacional Revolucionaria “gral. Leandro Valle”, sino que además ¡fue secretario del góber Alejandro Tello cuando fue Senador! Algo le preparan…


Nuestros lectores comentan

  1. diogenes el cinico......lampareado..¿sabes quien fue este personaje

    Claro esta que para la chaviza de hoy día y que viven jugando diariamente con su juguetito de mente idiotizada, y que creen que todo se lo merecen, y si no hay información en su juguetito entonces no existe, tal es el caso que mencionan al Lic. Raúl Rodríguez Márquez, que en los años 90s en Zacatecas, fue el Director de Nacional Financiera, y apoyo a múltiples personajes en los programas gubernamentales tales como Fogain, se destaco por su solvencia moral y modesta economía, posteriormente fue Secretario de Finanzas del Estado en el sexenio de Arturo Romo G., ya quisieran los de hoy contar con trayectoria, capacidad y honorabilidad que en su momento esta persona lo demostró, y no le estamos dando “guayabazo” sino que debemos saber dar méritos a personajes que pasaron y dejaron su huella en ese estado, y no como otros que solo son chapulines y se mueven a su antojo personal. con la corrupción desde las uñas de los pies hasta sus bigotes. punto

  2. apoyo tu comentario y tambien lo d juguetito de mente idiotizada, mi compañero perdio el juguetito y ya se queria suicidar