REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. La Secretaría de Marina rechazó que personal naval excedió el uso de la fuerza durante los enfrentamientos de ayer en Nuevo Laredo, Tamaulipas, aunque reconoció que personas civiles perdieron la vida y otras resultaron lesionadas a causa del fuego cruzado.

En medios locales y redes sociales, se reportó ayer que una familia ajena a los acontecimientos fue atacada a balazos desde un helicóptero de la Marina, con saldo de cuatro personas muertas, entre ellas dos menores de edad.

Al respecto, la dependencia indicó que los impactos de bala que recibió el personal civil -sin precisar cuántos- fueron a causa del fuego cruzado a nivel tierra y no desde el aire.

La Semar abundó que el calibre de los impactos, que presenta el vehículo en el que viajaban los civiles, no corresponden al armamento orgánico con el que cuentan las aeronaves de la Armada de México.

«El personal naval brindó en todo momento la atención médica necesaria en el área del incidente a personas que resultaron heridas, además se cuenta con información de que una persona civil de sexo masculino, que supuestamente había fallecido, recibe atención médica especializada en un hospital de Nuevo Laredo, Tamaulipas», abundó.

Según la dependencia, el personal naval actuó en estricto apego a los derechos humanos y a los procedimientos establecidos en el Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común a las Tres Fuerzas Armadas

Sostuvo que los efectivos antepusieron en todo momento el compromiso que tiene la institución con las familias, para mantener la seguridad.

«En los acontecimientos suscitados en inmediaciones de Nuevo Laredo, Tamaulipas, bajo ninguna circunstancia fue excedido el uso de la fuerza por parte del personal de esta Institución», aseveró la Marina.

«Esta Institución naval lamenta los hechos donde personas civiles perdieron la vida y resultaron lesionadas, y refrenda su compromiso en favor de la seguridad ciudadana».

La madrugada de ayer, hombres armados y marinos se enfrentaron en tres distintos puntos de Nuevo Laredo, en lo que fue calificado por la Marina como emboscadas.

Oficialmente, la Semar reportó 1 marino y 4 «presuntos infractores de la ley» muertos, así como 12 elementos navales heridos.


Los comentarios están cerrados.