REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. La oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) criticó que la Secretaría de Marina (Semar) haya intentado deslindarse de la muerte de dos menores y su madre en medio de un operativo contra la delincuencia organizada en Tamaulipas.

Por ello, la ONU-DH instó a la Procuraduría General de la República (PGR) a seguir investigando los hechos hasta sancionar a los responsables.

Mediante un comunicado de prensa, hizo referencia a cuatro enfrentamientos ocurridos la noche del 24 al 25 de marzo en Tamaulipas en los que fallecieron al menos ocho personas y resultaron heridas otras 14, entre ellas algunos marinos.

Sin embargo, el organismo hizo hincapié en los hechos del libramiento Luis Donaldo Colosio, de Nuevo Laredo, en los que la camioneta de una familia ajena a los hechos recibió impactos de bala desde un helicóptero de la Marina, lo que mató a dos menores y su madre e hirió a otro menor y al padre, hecho que corroboró la Procuraduría General de la República (PGR).

La Marina, que primero no informó de esos fallecimientos y después aseguró que no fueron proyectiles de los uniformados los que causaron las muertes, terminó por asumir su responsabilidad.

«La ONU-DH considera positivo que Semar asuma la responsabilidad, pero expresa su preocupación por la calificación de la muerte de una madre y dos hijos como un ‘hecho circunstancial'», indica la Oficina de las Naciones Unidas.

«Y lamenta que el comunicado no ofrezca ninguna disculpa por haber pretendido evadir su responsabilidad en declaraciones anteriores».

Criticó también que se trató de criminalizar y desprestigiar a las víctimas y defensores de derechos humanos de la localidad.

Según el comunicado, Jan Jarab, representante de la ONU-DH, señaló que todo hecho en el que un agente del Estado ocasione la muerte o heridas a una persona debe ser investigado de oficio y de manera exhaustiva en un plazo razonable.

«La información hecha pública por Semar que niega que se hubieran realizado disparos desde el aire y luego la que atribuye la causa de las muertes por disparos de efectivos de Semar a la presencia de grupos delincuenciales irían en contra de estas obligaciones», planteó.

«La gravedad de lo sucedido debe conducir a la superación del paradigma militar de la seguridad y de cualquier posible acción de encubrimiento».

La ONU-DH resaltó que la PGR debe investigar quién efectuó los disparos, quién ordenó disparar y quién, cuándo y cómo se realizó el informe de lo sucedido.


Los comentarios están cerrados.