REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Cd. de México.- El Magistrado Wilfrido Castañón León fue designado como nuevo director general del Instituto de la Judicatura Federal (IJF).

El Pleno del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) lo nombró en relevo de Salvador Mondragón Reyes, quien renunció al cargo el pasado 16 de marzo, luego del escándalo más reciente de los exámenes para jueces de distrito, en el que se ventiló la compra venta de los reactivos.

Castañón, quien se desempeñaba como Visitador General del CJF, es un servidor público con una trayectoria de 45 años en el Poder Judicial de la Federación (PJF).

Ingresó el 13 de abril de 1973 como Oficial Judicial al Juzgado Primero de Distrito en Materia Civil en la Ciudad de México y fue nombrado juez de distrito el 1 de julio de 1984, siendo su primera adscripción el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa de Jalisco.

El 1 de septiembre de 1989 recibió el nombramiento de magistrado de circuito y como tal fundó el Segundo Tribunal Colegiado en Guanajuato.

Cercano al Ministro Presidente Luis María Aguilar, Castañón llega a un cargo que en el último lustro se ha convertido en uno de los principales focos problemáticos para el PJF.

Su antecesor Salvador Mondragón renunció en medio de las investigaciones administrativas iniciadas por la compra venta de los reactivos del Vigésimo Octavo Concurso Interno de Oposición para la Designación de Jueces de Distrito, el cual fue anulado el pasado 14 febrero.

Por esta investigación han sido suspendidos tres secretarios de tribunales colegiados de la capital del País, aunque las pesquisas administrativas se han extendido a otra decena de secretarios y al menos un ex funcionario judicial.

La convocatoria para este concurso fue lanzada el 12 de octubre pasado y se inscribieron 2 mil 601 aspirantes; el examen se llevó a cabo el 4 de enero y sólo pasaron a la segunda ronda 91 concursantes.

Pero el problema con los concursos no es reciente. En el 2012, el CJF también anuló los dos concursos con los que se pretendía seleccionar 60 nuevos juzgadores, ante quejas de irregularidades.

Aquella ocasión más de 50 participantes impugnaron el examen porque el Instituto de la Judicatura Federal calificó varias respuestas del cuestionario de la primera etapa con base en la Ley de Amparo que ya había sido derogada, o en tesis de jurisprudencia de la Corte que eran obsoletas.

En 2013, en medio de las complicaciones e impugnaciones, el magistrado Leonel Castillo dejó el cargo de titular del IJF.

En el 2015 el presidente del CJF, Luis María Aguilar, le pidió su renuncia a Julio César Vázquez Mellado debido a que se eliminaron seis de las 20 preguntas que 130 jueces de distrito ya habían contestado en la primera etapa de los concursos.


Los comentarios están cerrados.