¡Déspota!

Echando lumbre, rayos y centellas, salieron de la Secretaría General de Gobierno los trabajadores materialistas que se manifestaron ayer y cerraron el centro de la ciudad para exigir que también a ellos los contrataran en las obras locales, pues dicen que encontraron oídos sordos en la titular, Fabiola Torres Rodríguez.

Trinando de coraje porque ni les resolvió nada y nomás los mandó a “dialogar” con otro funcionario, no la bajaron de “déspota” por el trato que les dio. Y eso que no vieron que, después de largarlos, ella salió por la puerta trasera también echando pestes por la puerta trasera del edificio, y hasta gritoneando a oootro funcionario que se atravesó. ¡Ups!

 

Variopinto

Mediante un documento difundido en redes sociales, resultó que el angelito villanovense de Iván de Santiago Beltrán anunció, según él muy digno, que renunciaba al PRD, y que se quedaran “con sus candidaturas”, pues se iría a otro lado a buscar mejor cobijo. Nomás faltó que les hiciera el famoso “¡Chusma, chusma! ¡Pfffrr!”.

Lo que sí provocó su numerito es que inmediatamente se soltaran las lenguas de las víboras chismosas del rancho, quienes aseguran que es altamente probable que, del coraje por el desaire, Ivancito se ponga verde… ¡ah, no! Que se pondrá la Verde, o sea, la camiseta del Partido Verde y, con ellos, buscar su candidatura en Villanueva. ¿Será?

 

Valentones

Según cuentan las cuentas alegres de los partidos políticos, al menos 50 de los 58 presidentes municipales en funciones buscarán, por todos los medios, quedarse en la silla de sus alcaldías otros tres años, pues buscan ser reelectos en el cargo. Y es tanta la ambición de algunos, que por lo menos 12 de ellos ni se separarán del cargo.

Pero es que como ya vieron que la autoridad electoral dijo que “no es necesario” que pidan licencia del cargo que ostentan para participar en los comicios, pues muy cómodamente seguirán ahí hasta que venga lo que, según algunos, será en los hechos una especie de referéndum. ¿De veras están tan confiados de que les refrendarán la confianza? Qué aventados…

 

Pobres

Con tan poquitas sesiones que llevan en funciones los diputados suplentes que acaban de tomar el cargo para sustituir a los que se fueron a buscar la elección, de plano ya enseñaron el cobre y, de todos, no se hace uno. Desde los que confunden los cargos que otorgan ellos mismos, hasta quedarse mudos porque no saben qué decir en tribuna, hay de todo.

Según los propios trabajadores del Congreso y la gente que asiste a una que otra sesión nomás de mirona, esta Legislatura SÍ es –por mucho– la más gris, falta de ideas propias, llena de improvisación y carente de ganas de aprender y trabajar. En pocas palabras, dicen esos chismosos, con estos diputados… ya nos llevó patas de cabra.

 


Los comentarios están cerrados.