FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- El titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Ismael Camberos Hernández, asistió con los miembros de la LXII (62) Legislatura para dar cuenta de las dos personas desaparecidas pertenecientes a dicha secretaría.

El funcionario estatal expuso que los restos calcinados encontrados en Loreto podrían ser de Rosalía Ramírez Quezada y Antonio Troncoso Escareño, quienes desaparecieron en octubre de 2017, cuando asistían a Luis Moya, Loreto y Pinos, para el pago de gasolina de patrullas; sin embargo, aún no cuentan con pruebas científicas.

Además, Camberos Hernández dijo que una de las pruebas que indican que los restos podrían ser de los trabajadores de la SSP, es que en el lugar donde fueron encontrados los restos, “se encontró una llave que abrió la puerta de la casa de Toño”.

Ante los diputados sostuvo que a la fecha no se ha podido confirmar si los restos encontrados son los cuerpos de los dos trabajadores de la SSP, ya que al estar calcinados se encuentran en malas condiciones para realizar los exámenes correspondientes de identidad.

“No podemos declarar la muerte (de Antonio y Rosalía) porque no hay evidencia científica. Tenemos únicamente indicios, nosotros seguimos buscándolos”, sentenció.

Asimismo, el secretario de Seguridad Pública explicó que el lugar donde fueron encontrados, es un sitio que se utiliza para desaparecer personas, pues testigos han señalado escuchar en varias ocasiones balazos, machetazos y ver fuego.

En su participación, Luis Medina Lizalde también cuestionó que en muchos municipios del estado de Zacatecas, policías que no pasan los exámenes de confianza, son contratados por los ayuntamientos en las unidades de Protección Civil, con la finalidad de que sigan realizando labores de seguridad.

Camberos Hernández dio la razón al diputado y confirmó que los ayuntamientos sí contratan a policías reprobados en las unidades municipales de Protección Civil.

En el caso de la participación de la diputada Lorena Oropeza Muñoz, también presidente de la Comisión de Seguridad, cuestionó la poca funcionalidad que han tenido las estrategias para mejorar la seguridad pública, cosa que el funcionario desmintió, al decir que del 1 de enero al 14 de abril disminuyó 5.5 por ciento en relación al mismo período de 2017.

Camberos Hernández también reconoció que muchos de los municipios del estado cuentan con pocos policías, como es el caso de Monte Escobedo, que no tiene a ninguno, y 10 municipios más apenas tienen uno o dos policías.


Los comentarios están cerrados.