REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- Un jaguar castrado, sin garras ni colmillos, que estaba atado con una cadena, fue asegurado en un domicilio particular en Cuernavaca, Morelos, por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Ante inspectores de la Procuraduría, el propietario no comprobó la legal procedencia del ejemplar, pues no contaba con el programa de manejo requerido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

“La Profepa constató que en el domicilio se mantenía bajo cautiverio al jaguar sin contar con un albergue que garantizara evitar su posible escape; asimismo no se brindaba la protección requerida tanto a los habitantes del domicilio, como a los vecinos”, abundó.

El ejemplar macho juvenil de jaguar era atado del cuello en un patio de servicio, además de que le fueron extraídos sus colmillos y garras.

El jaguar, catalogado en peligro de extinción, fue llevado a una Unidad de Manejo en la Ciudad de México para recibir atención y cuidado.


Los comentarios están cerrados.