FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

¡EL AVIÓN JEFE, EL AVIÓN!

 

Así, como si se tratara de la vieja serie la Isla de la Fantasía, muchísima gente se entretiene divagando sobre si la aeronave en que viajó el candidato Andrés Manuel López Obrador en su gira por Sonora es rentada, prestada, comprada o robada. Si es avioneta o avión, si la matrícula corresponde o no al servicio público, si está en el padrón del INE o, simplemente, si se tratara de un platillo volador que ahora utiliza el más temido candidato de algunos sectores de este país, este mundo y esta galaxia.

Quienes echaban pestes contra los Estados Unidos, ahora piden apoyo (bajita la mano, no se hagan güeyes) para evitar que AMLO sea presidente y nos convierta en Venezuela o Timbuctú. De ahí que salgan algunos personajes “ilustres” del imperialismo, a advertir a los mexicanos que cualquier cambio político o económico en las actuales condiciones es terrible para el país. Que debemos pagar puntualmente los intereses de quienes nos endeudaron (Fox, Calderón y Peña) hasta las chanclas o el Fondo Monetario Internacional nos echará a sus mastines. Y no sólo eso, quienes ayer le mentaban la madre a Carlos Slim por el caro y pésimo servicio telefónico y de internet que vende, hoy como turiferarios le arrojan incienso por salir a defender la construcción del nuevo aeropuerto, obra fundamental del nuevo siglo, para que los miles de mexicanos guardemos nuestros jets privados cuando los necesitamos para salir de shopping a Rodeo Drive. ¡Ay cabrón! Pero es de agradecerse que los miles de ciudadanos que escriben en redes sociales, aquejados de la temible “AMLOFOBIA”, lo tengan presente todos los días a todas horas, haciéndole una campaña que los de MORENA nunca se imaginaron. Si la nota no es AMLO ¿entonces de quien hablar? ¿De Ricky Ricón y sus ahorros? ¿De Pepe y Toño Mid, sus ocurrencias y sus poemas, de las que él solo se ríe? ¿De Margarita y sus mítines de 10 personas? ¿Del Bronco boleando zapatos? Nelson carnales. La agenda la trae AMLO y la ha manejado muy bien hasta ahora. Podrá molestar a muchos que el candidato de MORENA esté muy por encima de sus contrincantes en las encuestas, pero siguen hablando de él y ahí le están haciendo una campaña MARAVILLOSA. Y he aquí, donde hay situaciones que se salen de control por el desquiciamiento de algunos (de un bando o de otro). Y en esto no estoy de acuerdo y lo rechazo contundentemente: los epítetos que se lanzan. Términos como Pejezombies, Chairos, Boots, Pejendejos, Duvalínes y otras por el estilo, solo están promocionando el odio y el enfrentamiento. ¿Qué no funcionan sus neuronas? Yo, en ningún lugar, me he referido de manera despectiva a los candidatos o a quienes promocionan a sus candidatos; he utilizado la sátira o el sarcasmo para hablar de todos los candidatos (como lo han podido leer en esta y otras columnas). Pero sin caer en el insulto fácil ante la falta de argumentos de debate. Acaso les dijo su terapeuta: “Mira, si AMLO te cae mal miéntale la madre”, “Te aconsejo que te burles del vitiligio de Meade”, “Grita que Anaya es más corrupto que Duarte”. Porque sólo así entendería el desprecio irracional con el que se refieren a los candidatos, dejando de lado discusiones importantes sobre el rumbo de la economía, la política o la sociedad. Cada uno tiene el derecho de elegir a su candidato (yo, ya saben por quién voy a votar) y defenderlo sin dogmas. Y ese ha sido un gran problema en la izquierda, por ejemplo, el reformismo y dogmatismo pequeño burgués que no ha superado. Y sobre que vamos al comunismo con AMLO, por plis: no mameyes que son papayas. Mejor lean un poco a los clásicos, para que sepan diferenciar entre el capitalismo, el socialismo y el comunismo. Y por favor, ya no llenan de odio las redes sociales, tantos estiércoles, amigos, es difícil de limpiar. ¡PÁSELE PA’ ATRÁS JOVEN, AUN HAY LUGAR EN SU TAXI AÉREO!


Los comentarios están cerrados.