STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

RÍO GRANDE. Este miércoles fueron localizados, gracias a una llamada anónima, los restos putrefactos de una persona que aparentemente ya tenían mucho tiempo semienterrados, y de los que incluso algunos animales carroñeros habían estado dando cuenta.

En coordinación con elementos del Ejército Mexicano, que apoyaron en la búsqueda y localización del lugar que había sido denunciado, cerca del rancho El Alazán en un terreno de agostadero, efectivos de la Policía Ministerial y personal de Servicios Periciales se hicieron también presentes una vez ubicados los restos.

Se trataba efectivamente de restos óseos y girones de ropa, así como de una prótesis de metal, que estaban semicubiertos por una cobija y que aparentemente habían sido inhumados en una fosa clandestina de aproximadamente un metro de profundidad.

Los despojos humanos fueron trasladados para su análisis al Instituto Zacatecano de Ciencias Forenses, y la carpeta de investigación quedó a cargo de la Fiscalía General del estado.

Hasta el momento, se desconoce la identidad y mayores datos generales de la persona que ahí fue enterrada, así como las causas de su muerte.


Los comentarios están cerrados.