Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento

“En política hay adversarios y correligionarios. Estos últimos son los más peligrosos.”

Konrad Adenauer

 

Sí, hay una campaña sucia contra Andrés Manuel López Obrador. La encabeza un escritor nacido en España (¡extranjero tenía que ser!) que ha sido muy exitoso como novelista. Claramente se le ha encargado asestar los golpes más bajos contra AMLO. Se trata de Francisco Ignacio Taibo Mahojo, alias Paco Ignacio Taibo II. El viernes 27, Reforma difundió un video de Taibo II en el que lanza una advertencia a los empresarios que pudieran oponerse a las medidas de López Obrador. Si los empresarios dicen, por ejemplo, que se llevarían sus fábricas a Costa Rica, “ese mismo día, a esa misma hora”, estaríamos “dos o tres millones de mexicanos en las calles diciendo: ‘Si te quieren chantajear, Andrés, exprópialos. Chinguen su madre. Exprópialos’.” Taibo II afirma: “La presión social a la que puede ser sometido un caudillo, por más radical, competente y honesto que sea, es tremenda. Necesita la presencia del movimiento social detrás que impulse hacia el cambio.” En otras palabras, para empujar al “caudillo” a tomar las decisiones correctas, el “movimiento social” deberá salir a las calles, a la vieja usanza fascista, para imponer el rumbo adecuado a las políticas del régimen. La campaña de López Obrador se movió con rapidez para contrarrestar la guerra sucia. Marcelo Ebrard, ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, mandó un mensaje en Twitter en el que señala que López Obrador “lo ha dicho en varios foros: la propiedad será respetada y el sector privado tendrá el respaldo del nuevo gobierno. Nadie será expropiado Paco y menos por sus ideas.” El propio López Obrador dijo en Tabasco: “Lo que hay es una postura muy clara de que vamos a revisar los contratos uno a uno. No vamos a confiscar bienes, vamos a actuar siempre de conformidad con la ley.” No es la primera vez que Taibo II asume un papel protagónico en la guerra sucia contra AMLO. En el pasado cuestionó las posiciones de Alfonso Romo, coordinador del proyecto de nación de López Obrador, en el sentido de que el nuevo gobierno no cancelaría la reforma energética, aunque sí revisaría que los contratos fueran limpios: “Ni la reforma educativa, ni la reforma energética. Abajo todas las pinches reformas neoliberales” dijo Taibo II y añadió: “¿Quién chingaos le dijo a Romo que somos ‘nos’? ¿A nombre de quién habla? Que yo recuerde hasta ahora, en el último congreso y en los dos consejos nacionales de Morena, se ratificó plenamente el ‘hay que echar para abajo la reforma energética’. Y esa demanda es nuestra, no sólo de Andrés, que lo dijo muchas veces.” La verdad es que el Proyecto de Nación 2018–2024 presentado por López Obrador el 20 de noviembre de 2017 en el Auditorio Nacional no considera la revocación de la reforma energética. De hecho, un punto clave del discurso de Romo al presentar el proyecto fue: “No vemos la propiedad privada como una concesión benévola del estado, sino como un derecho inherente a cada hombre y cada mujer.” Para López Obrador como candidato es muy importante distanciarse de las visiones más radicales de su movimiento con el fin de lograr un apoyo más amplio de los votantes. Pero hay efectivamente una guerra sucia en su contra. La encabeza un escritor que fue secretario de arte y cultura de Morena y que hoy se considera candidato para ser secretario de cultura del gobierno capitalino de Claudia Sheinbaum. No sabemos si, al mismo tiempo, se ha aliado con la mafia del poder.

 

Fusílenlos

En otro video de 2014, Paco Ignacio Taibo II afirma que los extranjeros impulsaron la reforma energética. “Pero no la generaron solos. La generaron una serie de mexicanos cuyo destino final va a ser el cerro de las Campanas, donde serán fusilados por traidores”. ¿Veremos un baño de sangre?

 

Twitter: @SergioSarmiento


Los comentarios están cerrados.