REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Pamela Anderson detalló su relación con el fundador de Wikileaks, Julian Assange, y con otros políticos, como Donald Trump y Vladimir Putin en una entrevista para The Hollywood Reporter.

La estrella de Guardianes de la Bahía, quien en ha dado pie a que se rumore un supuesto romance con el activista australiano, explicó que su amistad va más allá de los temas políticos.

“Hablamos de todo. Hablamos de la Biblia, de qué esta pasando con mis hijos, qué está pasando con su familia. No sólo es acerca de política. Incluso pienso que hago muchas notas… y eso me está sobrepasando, la información que me da”, contó Anderson al medio.

La modelo, quien en el pasado protagonizó las portadas de la revista Playboy, visita con frecuencia a Assange, quien desde junio del 2012 interesó a la embajada ecuatoriana en Londres para evitar una extradición a Suecia para responder por acusaciones de delitos sexuales.

Días antes de conceder la entrevista, Anderson viajó a Londres para visitar a Assange pero se le negó la entrada.

“Está desconectado de todo. El aire, la calidad de la luz (en la embajada) es terrible porque no puede mantener las ventanas abiertas y no puede ver ni un rayo de luz. Incluso los prisioneros pueden salir afuera pero él no puede.

“Siempre le llevo comida vegana, pero lo que él come es muy simple. Le hablé por teléfono el día que le quitaron el internet. Él me llamó urgentemente. Y ahora, nada”, contó.

En la entrevista, la británica también reveló cómo conoció al ahora Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Creo que fue en su cumpleaños. Fui contratada para estar ahí. Nos pagaron a todos como 500 dólares por un día. Él estaba con una de sus esposas, no recuerdo cual, pero no fue nada especial.

La modelo también fue preguntada sobre si sostenía una relación con Vladimir Putin, Presidente de Rusia.

“Amo esa pregunta”, respondió entre risas, sin dar una explicación.

Anderson, quien es una férrea defensora de los animales, fue relacionada por primera vez a Putin cuando en el 2015 le envió una carta en la que solicitaba no permitiera el paso a un barco ballenero por aguas rusas.

Después de eso ha visitado en varias ocasiones el Kremlin y el Mandatario incluso la invitó a su ceremonia de toma de posesión para que le entregara flores, algo que ella no pudo hacer.


Los comentarios están cerrados.