NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. En bodegas hay por lo menos 60 mil toneladas de frijol en espera de que mejore el precio para comercializarlo, informó Óscar Tovar Santacruz, presidente de la Empresa Integradora de Ejidos Asociados SA de CV.

Sin embargo, lamentó que existe la posibilidad de que este año ya no se registre un aumento, sino al contrario, se teme que disminuya, ante una información errónea que circula a nivel nacional referente a que existe un exceso de producto de cerca de 380 mil toneladas.

Cabe señalar que Fresnillo ocupa el segundo lugar en producción de frijol en el estado, sólo por debajo de Sombrerete.

“Son datos alarmantes, pero son datos falsos, porque si la producción nacional no alcanza ni siquiera las 700 mil toneladas por año y la necesidad nacional es de un millón 160 mil toneladas, entonces de dónde agarran ese superávit, quiere decir que hay un doble de la cosecha circulando, quién la tiene y dónde, necesitamos llegar al fondo de todo esto”, refirió.

Ante la expectativa de que la información sea cierta o falsa, enfatizó que no hay la posibilidad de largo plazo para que el precio de frijol aumente, por lo que se tiene que desestimar la información y no por parte del gobierno actual, quienes no tienen iniciativa, por lo que serían los mismos productores.

Denunció que hay gran desinterés del gobierno y tienen que actuar para avanzar por su propio interés.

Estimó que ya se tienen en el mercado de Zacatecas cerca de 110 mil toneladas capturadas en acopios, pero es información que no avalan, pues sólo el gobierno conoce cuánto acopiaron los productores.

“En el estado lo único que pone el gobierno es verbo, solamente palabras, no aporta ni un peso, ni voluntad; los productores ofertaron su frijol en acopiadoras en busca de mejores precios, pero el gobierno ofrece bajos precios, ya que atiende al interés de las grandes comercializadoras”, denunció Tovar Santacruz.

Estimó que este año se cosecharon cerca de 250 mil toneladas de frijol, lo cual es bajo ante los siniestros naturales que se presentaron durante 2017; aunque había suficiente superficie sembrada, no se obtuvo la cosecha esperada.


Los comentarios están cerrados.