ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- En últimos años, el suicido infantil ha impactado, ha crecido y se ha extendido en México, siendo ya la quinta causa de muerte en infantes, un flagelo que se puede evitar con diálogo y escuchando a los niños, según psicoanalistas.

En su presentación Enigmas del suicidio en la infancia, realizada en la Unidad Académica de Psicología de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), el psicoanalista Antonio Bello Quiroz expuso que múltiples factores orillan al pequeño a tomar esta falsa decisión, como la desesperanza, el estrés cotidiano, la desolación, la tristeza.

Detalló que se deben evitar los mitos respecto a “no hacer caso a quien está expresando ideas suicidas, porque sólo intenta llamar la atención, o que no hay forma de persuadir esta intención en el otro. Se debe intentar sin ser invasivo, hacer saber al menor que atraviesa por estos periodos de sufrimiento, que tiene alguien en el cual confiar, que lo escucha, se preocupa y más importante, que sus problemas tienen solución”.

El especialista expuso que la situación cada vez genera una mayor preocupación, pues “es un síntoma claro que uno o varios engranes de la sociedad están fallando, como la familia y las instituciones educativas”; sin embargo, es un tema que no se puede hacer de lado, por su rápido aumento en las cifras.

Al respecto, sostuvo que los padres de familia y las personas que trabajan con infantes deben de indagar o marcar una pauta cuando el temperamento del niño se muestre diferente, al no convivir y alejarse de amigos, al bajar calificaciones y no mostrar interés por asistir.

Refirió que los anteriores son indicativos de que algo no está bien y se debe actuar, pues, “si bien hay niños que pueden mostrar tristeza, pero no tienen en mente el suicidio, es un hecho que no podemos dejar pasar, porque sucede”, sentenció.


Los comentarios están cerrados.