MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. La inoperancia de la planta tratadora de aguas residuales de la comunidad El Baluarte ya causó problemas de salud entre la población, al registrarse, de octubre a la fecha, 10 casos de hepatitis, tras los malos olores y el foco de infección que se generó, al caer las aguas negras al lugar, pero no continuar el tratamiento debido.

El problema es resultado de la negligencia de los propios habitantes de la comunidad El Baluarte, que se habían comprometido a pagar los honorarios del personal, pero no cumplieron; la planta tratadora de aguas residuales quedó fuera de servicio desde hace seis meses.

Angélica Rosales Vázquez, tesorera del comité de la Planta Tratadora, reconoció que ante los brotes de hepatitis la gente está temerosa que en esta temporada de calor el problema se expanda, ante la acumulación de aguas negras que están a la intemperie y cuyo cauce sigue en un arroyo.

La tesorera explicó, en cuanto al pago del salario del responsable de la planta, que la gente quedó de pagar, por familia, la cantidad de 23 pesos mensuales, para que el responsable tuviera un sueldo aproximado de 6 mil pesos, a cambio del mantenimiento permanente, pero el convenio no se respetó.

Informó que ella fue nombrada para este cargo y cobrar las cuotas, pero hasta ahora, de 300 familias, sólo cumplieron 50 con su pago.

Explicó que con ese dinero que se reunió se le pagaron al responsable sólo 3 mil pesos, pero anunció que renunciaba en octubre de 2017 por falta de pago y desde ese entonces ya no se le brindó el manteniendo adecuado a la planta.

Explicó que a un segundo trabajador sólo se le pagó la cantidad de 2 mil pesos desde que entró y por ello ya no regresó.

Pese a que los encargados de este lugar pidieron el apoyo de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA) y de las autoridades municipales para que tomen cartas en el asunto, no han recibido respuesta.

Por otra parte, los maestros de la Primaria Federal Miguel Hidalgo expresaron su preocupación por la contaminación ambiental que está provocando la planta, ya que se encuentra muy cerca de la institución y podría afectar de manera directa a los niños.

Recordaron que en los últimos años se han presentado varios casos de hepatitis, por ello piden la pronta intervención de las autoridades para que resuelvan este problema que tienen más de seis meses y que nadie ha acudido a esta localidad para dar solución.


Los comentarios están cerrados.