NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. Tan sólo en abril fueron detenidos 70 menores de edad por parte de la Dirección de Seguridad Pública Municipal y, aunque en su mayoría fueron por faltas administrativas, esto habla de los problemas de descomposición social que existen en El Mineral.

De los 70 jóvenes detenidos, a 61 les reportaron faltas administrativas y los nueve restantes cometieron algún delito, lo que, aunque no representa una gran mayoría, sí un conflicto tanto social como familiar que va en aumento.

No sólo los muchachos son detenidos por ingerir bebidas o drogas, sino porque también ha crecido la violencia; los jóvenes participan en pleitos callejeros, para lo que, además de las manos, utilizan armas, como piedras y palos y se detectó que se trata de estudiantes de secundaria, la mayoría.

La semana pasada, por ejemplo, en menos de 12 horas, fueron detenidos 15 jóvenes quienes se embriagaban o drogaban en la vía pública. En esa ocasión, fueron presentados ante el juez calificador en turno.

Personal de la Dirección de Seguridad Pública Municipal detalló que sólo dos casos de los nueve delitos cometidos por menores se pusieron a disposición del Ministerio Público; un delito es del fuero común, cuyo caso es el de un adolescente de 17 años que fue señalado y denunciado directamente por violación a otra menor; el otro caso fue turnado ante la Procuraduría General de la República (PGR) por narcomenudeo.

Sobre las faltas administrativas, detallaron que, debido a que son menores, sólo son retenidos y llevados a los separos de la Policía Municipal para que sus padres vayan a recoger a sus hijos.

Ahí se les explican las faltas en que incurrieron, por parte del juez comunitario y les solicita a los padres que no vuelva a ocurrir, aunque en la mayoría de las ocasiones los muchachos reinciden.

Ante la alarmante cantidad de menores detenidos, y ante todo, que ingieren bebidas embriagantes y se drogan en la vía pública, el personal de la Policía Municipal aseguró que sí se realizan acciones para evitar que menores de edad delincan.

Entre las estrategias están los adiestramientos para jóvenes, para que conozcan los quehaceres de la corporación y, aunado a ello, una plática de prevención.

Además, se han organizado competencias de montaña y otros eventos deportivos con el objetivo de implementar acciones de contención.

Asimismo, la Policía Municipal participa en programas como Construyamos Familias sin Violencia, en los que participan diversas instituciones para llevar pláticas a instituciones y prevenir el delito.

“Nos interesa llegar a secundarias y manifestarles las problemáticas que existen actualmente y tener el acercamiento con ellos y tratar de disuadirlos de las malas compañías”, afirmó el personal de la Policía Municipal.

Hechos
El 26 de abril, de acuerdo con el parte policiaco, se dio a conocer que en menos de 12 horas, los elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) detuvieron a 15 menores de edad, debido a que se drogaban e ingerían bebidas embriagantes en la calle; los muchachos fueron presentados ante el juez calificador en turno.

El arresto de los pequeños infractores fue en un lapso de entre las 11:20 y las 22:49 horas, cuando los guardianes del orden realizaban recorridos de vigilancia.

Las detenciones se hicieron en la colonia Esparza, así como en las instalaciones de La Calera, ubicada frente a la secundaria Lázaro Cárdenas.

El tercer arresto se hizo a las 16:29 horas, en la comunidad Plateros.

A las 19:30 horas, fueron detenidos cuatro más por ingerir bebidas embriagantes a bordo de una camioneta; al realizar una revisión se les encontró hierba verde con las características de cannabis.

Otro más fue detenido en la colonia Francisco Villa, al ser detectados cinco sujetos en un lote baldío.

Por la noche, también en Plateros, fue detenido un menor de 14 años, quien se encontraba drogando con varios sujetos más que lograron huir.

Pleitos callejeros
En otro hecho ocurrido la semana antepasada, un menor de 14 años fue detenido porque portaba un bat de beisbol, con el que intentó atacar a varios sujetos cuando se peleaban. Esto ocurrió en la colonia 18 de Julio.

En ese caso, varios menores se liaban a golpes, para lo que utilizaron piedras y palos y fueron identificados como estudiantes de la Secundaria General José María Vázquez.

Pero no fue sólo esa riña, sino también un día antes, por la noche, unos 20 estudiantes de esa misma secundaria llegaron a la calle Emiliano Zapata donde se reportó una riña campal; los muchachos tienen entre 14 y 17 años.

Estos hechos denotan el aumento de riñas callejeras entre estudiantes, principalmente de secundaria.


Los comentarios están cerrados.