STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

JEREZ DE GARCÍA SALINAS. Como parte de las actividades de las Jornadas Candelario Huízar, en el Teatro Hinojosa se presentó la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), bajo la dirección de Cristina Pestana.

El concierto dio inicio con la interpretación de Sinfonietta, obra del compositor José P. Moncayo, la cual se caracteriza por su estilo nacionalista en la que integra todas sus secciones en un único movimiento.

Posteriormente hizo su aparición el guitarrista Iván Rendón Barrita, quien, con la agrupación universitaria, interpretó el concierto Aguediano para guitarra y orquesta, que integra el movimiento Allegro Deciso de Antón García Abril.

Pese a su juventud, los músicos dieron muestra de un gran profesionalismo y entrega, reflejado en la calidad de sus ejecuciones.

En la segunda parte del concierto, la Orquesta Sinfónica Juvenil de la UAZ ejecutó un repertorio que incluyó Aires michoacanos, con arreglos del zacatecano Manuel Cervantes Mascorro, y el Danzón No.7 de Arturo Márquez, con el que concluyeron su participación en estas jornadas homenaje a Candelario Huízar.

 

Ricardo Justiz recibe la medalla Candelario Huízar

Por sus aportaciones a la vida cultural de Zacatecas y México, ser un formador de generaciones enteras de destacados músicos de todo el país y colocar a Zacatecas como un nuevo centro de formación de violinistas en la República Mexicana, Ricardo Justiz Despaigne recibió la Medalla al Mérito Musical Candelario Huízar.

Ricardo Justiz es músico, nacido en Santiago de Cuba en 1942; en el país caribeño se inició como violinista a los 15 años; se formó en la Escuela Nacional de Artes de La Habana; estudió en el Conservatorio de Moscú y vive en Zacatecas desde 1992.

En su intervención, Ricardo Justiz dijo sentir una gran admiración por Huízar como músico y ser humano; incluso habló de su intención de promover que la Unidad Académica de Artes de la UAZ lleve el nombre del músico jerezano.

“La música contribuye a la formación humana de las personas; a mí la música me salvó, me ayudó a siempre querer ser más y ser más útil”, finalizó el homenajeado.

La medalla Candelario Huízar se entrega a músicos destacados zacatecanos o a aquellos no nacidos en el estado que comprueben ser hijos de esta entidad por sus aportaciones a la misma y además, justifiquen una residencia de más de 10 años.


Deja un comentario