REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- El chamán seri Francisco Barnett Astorga prodigó bendiciones en el Palacio de Bellas Artes, donde congregó a un público que aplaudió fervientemente cada una de sus intervenciones, celebró sus bromas y lo esperó al término del acto para abrazarlo, retratarse con él o saludarlo.

El galardonado con el Premio Nacional de Arte en Tradiciones Populares acudió la noche del miércoles a la Sala Manuel M. Ponce para contar que todo y todos caben en sus plegarias. Frecuentemente señalaba con sus manos al cielo, con una sonrisa que remarcaba los surcos de su piel curtida por el sol.

“Los bendigo con todo mi corazón desde mis tierras guerreras. Los bendigo y los amo desde la fuerza de la Isla Tiburón. Los bendigo con mi cultura, según sus gobiernos, y a sus gobiernos también los bendigo para que entre ustedes no existan fricciones, ni políticas ni sociales ni familiares. Ese es mi deseo”, dijo, traducido por el cantante

Francisco Molina, miembro del grupo de rock Hamac Caziim, quien lo acompañó en su presentación como parte del ciclo de conversaciones con los Premios Nacionales 2018.

Custodio de la medicina tradicional de su pueblo y de los cantos y danzas transmitidos de generación en generación entre los comcáac o seris de Punta Chueca, Sonora, también cantó y danzó, como lo hace en su tierra para comunicarse con las plantas, las montañas o el mar, entre otros moradores del universo.


Los comentarios están cerrados.