LETICIA MONTAÑEZ | NTRZACATECAS.COM
LETICIA MONTAÑEZ | NTRZACATECAS.COM

SOMBRERETE. La Federación retiró al municipio un apoyo de 900 mil pesos mensuales que otorgaba para dar mantenimiento a la planta tratadora de aguas residuales de la cabecera municipal; aunado a ello, la planta tiene descompuesto un generador eléctrico y, además, trabaja sobrepasada en su capacidad, debido a las fugas de agua potable que se mezclan con las aguas negras.

De igual manera, se informó que desde la administración anterior no se destinó recurso para darle mantenimiento y ya tiene 11 años de actividad, por lo que no tiene un funcionamiento óptimo, lo que provoca que el agua tratada no termine el proceso final, que es para generar composta.

El problema más grave que detectó José Luis González García, quien opera en la planta desde que inició operaciones, es que “la planta está sobrepasada en su capacidad, debido a que debe recibir 30 mil litros de agua, pero por fugas internas en las tuberías de la red de agua potable, éstas se mezclan e incrementan casi al doble la capacidad”.

Comentó que hay un responsable de la planta tratadora, pero no siempre está, por lo que desconoce de todos los problemas que atañen a la tratadora.

Mencionó que “el problema más grave es que existen muchas fugas en las redes de agua de la ciudad”, de las que desconocen cuántas estarán dañadas por falta de mantenimiento.

De acuerdo con el operador de la planta, el agua que corre por el arroyo es agua limpia que se filtra por los huecos de las tuberías averiadas; “no es correcto que se filtre el agua residual de los tubos, pues deben estar bien compactos para que ni siquiera se gotee”.

Informó que cada metro cúbico de agua que se trata, tiene un costo de saneamiento, y al meter agua limpia se incrementan los gastos, “lo que da como resultado un gasto inútil”.

Ante la ineficiencia con la que opera la planta, el responsable de darle mantenimiento, mencionó que “se hace lo que se puede; se hacen rutinas de limpieza, pero de manera manual, no como es debido por la falta de recursos económicos y materiales”.

Asimismo, enfatizó que está dañado al digestor de lodos y requiere mantenimiento correctivo que implica dinero, “esta pieza ya se encontraba dañada desde la administración pasada; de manera mensual se le tienen que invertir 500 pesos para evitar que se dañe.

Además, por falta de capacitación en el manejo e instalación del rotor del digestor de lodos no se prolongó más su tiempo de utilidad; la pieza fue manufacturada en Italia y el proveedor, por lógica, no está cerca para atender el problema”.

Finalmente, comentó que es necesaria más capacitación y actualización en el manejo y mantenimiento de los equipos de cada unidad que da funcionamiento a la planta, para que esto no impida que el proceso se realice de manera óptima.

Actualmente la planta tratadora tiene nueve empleados, de los que siete son de operación y dos de supervisión, para cubrir las 24 horas con dos operadores en cada turno.


Deja un comentario