ADULADOR

“Chulo de bonito”, dicen que se puso el tira–tira, el toma–y–daca en las redes sociales, entre Cristina Rodríguez de Tello y un montón de gente que, aprovechando oootra religiosísima publicación de la primera, se soltaron cuestionando dónde estaba la línea divisoria entre lo público y lo privado.

Pero el que se llevó el premio a la defensa a ultranza (paleros o lamebotas, les dicen) de la doctora Rodríguez, fue ¡el coordinador de Comunicación Social del gobierno, Héctor Alvarado! Parece que fue el único que no entendió esa “dualidad” defendida por la esposa del góber, y desde su perfil oficial justificó los “perfiles personales”. “¡Jefecita, jefecita!”

 

EMPROBLEMADOS

Pues ahí tienen que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le vino a corregir la plana al tribunal local, que echo abajo sólo las candidaturas del PRD que estaban impugnadas… ¡y determinó que, de un jalón, tooodas las candidaturas perredistas eran inválidas, y que pusieran a otros!

Más allá de la camisa de once varas en que se ha metido ahora el partido del sol azteca por sus cochinadas internas, lo más chistoso del asunto –dicen los chismosos desde adentro de la coalición en que participan–, es que los más preocupados no son los de la izquierda, ¡sino los de la derecha! Entre ellos, dicen, el más preocupado es Pepe Pasteles… ¡pa’ qué se juntan!

 

ALEVOSÍAS

Cada vez son más los reporteros que, independientemente de la fuente que cubren, se percatan de que en cada evento que involucre a la Fiscalía General (sea un hecho de violencia o una conferencia de prensa, lo que sea), hay “alguien” de esa oficina que se dedica a tomarle fotos a cada reportero, sobre todo a los preguntones.

¿Para qué las querrán? Nadie sabe, nadie supo, pero el hecho es que según los conocedores se trata, a todas luces, de un acto plenamente intimidatorio y por demás agresivo en contra de los representantes de los medios de comunicación. ¿Estará enterada Luz Domínguez y su Comisión de Derechos Humanos? O esperará a ver si le pasa algo a algún reportero…

 

PURO BARRIO

Cuentan las lenguas viperinas que, en un evento de campaña del candidato por el PRI a la presidencia municipal de Zacatecas, Julio César Nava de la Riva, éste se quiso poner muy “populachero” con tal de agradar a la gente, y salió con la ocurrencia de decir que él era “cholo de corazón”. ¡Sopas!

Quién sabe si habrá sido coincidencia o no, pero en el mismo momento en que lo dijo, una señora del público agarró su bolso y se aferró a él, como queriendo cuidarlo, no fuera que se lo robaran. Sí, tal vez los “cholos” no tengan buena imagen pública, pero… el candidato debería cuidarse un poquito en lo que dice, ¿o no?

 


Nuestros lectores comentan

  1. ESTE CANDIDATO SÍ ACEPTA LA REALIDAD, ANDA CHOLO, MUY CHOLO, CHOLÍSIMO Y EN ESTA CONTIENDA ELECTORAL DE POCO LE SERVIRÁN LAS ESTRATEGIAS PARA LA COMPRA DEL VOTO QUE DE ÚLTIMO MOMENTO SE IMPLEMENTARON PARA QUE CARLOS PEÑA GANARA LA PRESIDENCIA MUNICIPAL DE ZACATECAS. LOS “DONADORES” DE MATERIALES PARA LA CONSTRUCCIÓN ESTÁN PLENAMENTE IDENTIFICADOS Y AUNQUE DISTRIBUYAN EL CEMENTO, LA CAL, EL YESO, LAS VARILLAS O LAS LÁMINAS, EN VEHÍCULOS DE SU PROPIEDAD, AHORA SÍ PAGARÁN LAS CONSECUENCIAS. POR CIERTO, SABEN DE DÓNDE SALEN LOS CIENTOS DE CUBETAS DE PINTURA VINÍLICA, DE QUIÉN SON LOS VEHÍCULOS Y QUIÉN LES PAGA A LOS TRABAJADORES QUE RECORREN EL TERRITORIO ESTATAL ROTULANDO BARDAS CON PROPAGANDA DE LAS Y LOS CANDIDATOS DEL PARTIDO TRICOLOR?

    Responder

Deja un comentario