Es un derecho renunciar y una obligación ética explicarlo.


Deja un comentario