SELECTIVO

Cuentan las lenguas viperinas que, en una muy reciente reunión sostenida por el candidato morenazo a la presidencia municipal de Fresnillo, Saúl Monreal Ávila, con empresarios de esa ciudad, de repente se puso selectivo el candidato y… ¡que manda sacar del recinto a los achichincles de Omar Carrera!

Dicen que no es que no los considere también morenos como él, pero… que tampoco les va a estar dando alas a los alacranes, y que aunque estén familiarmente emparentados, más vale solo que mal acompañado (por ellos). Y con eso, queda fuera la idea de que nomás la familia tiene vara alta en el clan de los monreales. ¿O no será cierto?

 

¿MISÓGINA?

A veces no todos los puestos les caen a las mejores personas o a los mejores perfiles que hay en el mercado, o de plano cuando esas personas llegan al puesto se vuelven intolerantes y hasta groseras, como dicen que ya le pasó a Adriana Rivero Garza, titular de la Secretaría de las Mujeres en el estado.

Según cuentan y aseguran lenguas de víboras muy femeninas, Rivero Garza no recibe –y hasta le da la vuelta– a lideresas o integrantes de grupos feministas que hay en la entidad, y siempre pone pretextos para no verlas ni en pintura. ¿Pues qué no entre mujeres todas se apoyaban? Parece que el adagio resultó falso… y ella también.

 

RESBALADA

De por sí la situación de inseguridad está del cocol, como para que los funcionarios le echen más leña al fuego, pero a decir de chismosos del área de comunicación social, eso parece estar haciendo la llamada “vocera” de seguridad, quien en vez de solucionar los problemas de comunicación, parece empeorarlos.

Y es que con sus recientes declaraciones tras varios asesinatos en Fresnillo, muchos de los deudos están más que enojados con ella, Rocío Aguilar, porque quiso comparar esos homicidios con el del hermano del presidente municipal, y la gente se le fue encima porque es evidente que hay diferencias de trato y de celeridad. ¿A quién se le ocurre…?

 

DESCABEZADOS

Parece que a muchos agarró de sorpresa la –efectivamente sorpresiva– renuncia de Margarita Zavala a la candidatura que tenía para contender por la Presidencia de la República. Por supuesto, Zacatecas no fue la excepción, y cuentan los chismosos que puso de cabeza al grupo de panistas que ya le apoyaban.

Empezando por Ramón Medina Padilla, ni un mes les duró el gusto a los apoyadores de la esposa del expresidente Felipe Calderón, y ahora sólo falta ver si la hoy excandidata se irá a apoyar a algún otro candidato, para saber si los de su equipo de aquí hacen lo mismo. ¿Se los imaginan apoyando a alguno de los que tanto han rechazado? Pobres…

 


Los comentarios están cerrados.