Las campañas parecen ajenas al sufrimiento y el luto humano.


Los comentarios están cerrados.