ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- La calidad de la educación y el incremento de la cobertura de jóvenes que estudian son retos a los que se enfrenta la Educación Superior en México, destacó en conferencia magistral Reyes S. Tamez Guerra, docente especialista de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Al respecto, consideró necesario para las universidades, cambiar el modo de enseñanza a un concepto de aprendizaje, donde los estudiantes tengan un papel más activo, y además de los conocimientos se adquieran habilidades, aptitudes, destrezas y valores.

“No solamente debe estar la parte cognitiva, sino también la socio-emocional. Lo que buscan los usuarios de profesionales del sector privado y público, es que los jóvenes, además de saber de su materia, tengan otras características, como liderazgo, trabajo en equipo, planificación, comunicación oral, que en las universidades no se enfoca”, sentenció.

“Son muy importantes los conocimientos, sin duda, pero tan importante como los conocimientos son todas las competencias socio-emocionales para permitir hablar de una formación integral en las universidades”, agregó.

El también ex secretario de Educación Pública puntualizó que para el incremento de la cobertura, renglón en el que su aumento ha sido gradual ante el importante rezago de los jóvenes de menores ingresos, se debe hacer un esfuerzo por apoyar a estas personas, para que accedan a la educación superior como una aspiración de cambiar su nivel de vida y como oportunidad de terminar una carrera profesional.

Ante el grave problema de déficit presupuestal que existe en 10 universidades del país, entre ellas, la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), destacó, se debe buscar crear una salida a largo plazo y elaborar un programa que visualice cómo romper el déficit, pero que también ofrezca viabilidad a futuro para las instituciones, al contar con recursos suficientes.

Consideró preocupante el porcentaje de jóvenes que no estudian ni trabajan, por lo que la SEP debería pensar en implementar programas que capaciten a jóvenes de distintas tareas, con el objetivo de que desarrollen actividades en un buen empleo y tengan oportunidades.

“Una opción para los estudiantes que ya no quieren regresar al sistema educativo tradicional, sería que se les apoye para que adquieran competencias laborales, para enfocarse al mundo del trabajo, aprendiendo a hacer cosas que les permitan un empleo bien remunerado y mejores posibilidades de vida”, sentenció.


Los comentarios están cerrados.